19 junio 2012

San Antonio, Piedra. Llanes













Las fiestas del pueblo son aún referencia en las conversaciones de Piedra:
-      Recuerdas como llovía en San Antonio hace dos años.
-      No,  fue  hace tres, cuando la lluvia.  Llevamos dos con un San Antonio buenísimo.
-      El año que viene, para San Antonio, traigo a mi novio para presentarlo al pueblo.
-      El último San Antonio no pude venir, estaba en el hospital muy malita, a ver si hogaño, San Antonio se porta bien.
Motivo para citas, acuerdos, añoranzas; San Antonio se espera de un año para otro. Se reúne todo el pueblo, los hombres plantan la hoguera: “fertilizan la tierra” con el “falo” más grande posible, el árbol mas alto del bosque, y al día siguiente el santo pasea por el pueblo, se subasta el ramo y da comienzo el baile en su honor  y solaz de los vecinos. Todo un lujo para los pocos visitantes que quedan prendados de las danzas tan antiguas como recuerda la memoria.
“El año que viene, Dios mediante,  para San Antonio …”

15 junio 2012

A la orilla del mar. Llanes













En todo Llanes se puede hacer la ruta costera por sendas y veredas; sendas muy bien acondicionadas y veredas abiertas al paso por pescadores y visitantes.
Es imposible, en una entrada al blog, presentar tanta belleza como  atesora la costa llanisca. He querido mostrar detalles de tres rincones: la senda de Poo a San Martín, la península del Borizo, y la Canalona.
La costa acantilada, en las calizas de la formación Picos de Europa, ofrece un relieve  cárstico  impresionante, con infinidad de calas, ensenadas, puntas, castros (pequeños islotes) y playas de ensueño, sin mencionar los bufones, (http://miguelbueno.blogspot.com.es/2012/03/bufones-de-llanes.html ) que ya hemos conocido en este blog.
Si la mar en momentos de galerna es todo un espectáculo, cuando está en calma, su belleza tranquila es un reposo para el caminante. Animo a los visitantes de Llanes, a por lo menos dar un corto paseo por la senda costera, esta abierta a todas las edades y seguro que les deja un buen sabor.

08 junio 2012

Lagos de Covadonga. Asturias.









A principios de primavera, hice una entrada al blog   sobre los lagos de Covadonga, (http://miguelbueno.blogspot.com.es/2012/03/ de la costa a los Picos de Europa), cuando las últimas nieves dejaban su manto blanco. Hoy, casi a finales de ella, la nieve sólo cubre las cumbres, y las praderías de los lagos quedan libre para el pastoreo del ganado.
Aunque es difícil seleccionar las tomas de lugares tan fotografiados, he querido montar unas cuantas para que los amigos del blog tengan las dos visiones de los lagos y su entorno.
Además, he dejado constancia, de que en esta ocasión, hemos subido con mi amigo del alma, Juanmi, compañero de tantas rutas por cumbres y tajos en nuestra querida sierra Almijara.

03 junio 2012

Andando caminos de Pacanda











Hoy hemos dado un paseo en tierras de Pacanda, por la ribera del Calabres, entre prados recién segados, y otros tapizados por las flores amarillas del Taraxacum officinale (diente de león o meacamas),  que como podéis deducir, tiene un gran poder diurético y no llegamos a probar para poder dormir tranquilos.
Del diente de león, comestible, se pueden consumir sus hojas o sus flores, en infinidad de recetas: tanto crudo, en ensaladas, como rebozados o en infusiones. Siempre me dijeron que tienen más vitamina e hierro que las espinacas, pero como los encuentro algo amargos nunca llegué a cocinarlos.
Al levantar la vista de las flores, destaca a lo lejos la mole del Benzúa , con las cumbres gemelas de Rales, que dan un matiz oriental a todo el paisaje.
Hace años subíamos al Benzúa, con ocasión de la fiesta grande de Los Carriles, cuando se organizaba su ascenso, en una competición que siempre ganaba el guarda de los Picos de Europa, acostumbrado a trepar por esos riscos. A lo más que llegó nuestra pandilla, fue al puesto de juez de cumbre, que ejerció con gran maestría nuestro amigo Delfín.
He querido subir la foto del carbonero, para compartir con vosotros los desvelos de mis días. Tengo dos nidos ocupados por sendas parejas de pájaros carboneros y no sé muy bien a quien de las dos dedicar mi atención para olvidar a la prima de Rajoy.