<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\07511437695\46blogName\75Piedra\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLACK\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://miguelbueno.blogspot.com/search\46blogLocale\75es\46v\0752\46homepageUrl\75http://miguelbueno.blogspot.com/\46blogFollowUrl\75https://plus.google.com/118079685620122941891\46vt\75-3564814178669287092', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

11 diciembre 2014

Árboles singulares de Nerja: árbol Cerote.










No conocemos un catálogo de árboles singulares ornamentales de Andalucía. Si sabemos de una relación de árboles monumentales de España y Portugal y entre las Araucarias heterophylla (sinónimo Araucaria excelsa) aparecen destacados cuatro ejemplares:
-       Araucaria de la Quinta Monserrate en Sintra, Portugal, con más de 8 m. a 1,50, plantada  sobre 1852 +- 5 años.
-       Araucaria de la plaza del Parque de Cullera con 3,50 de perímetro a 1,10 m.
-       Araucaria del Pazo de Lourizán en Galicia con 3,25 m. a 1,50 m. plantada en 1890 +- 10 años.
-       Araucaria del jardín Real de Valencia con 2,19 a 1,30.

Nuestro árbol Cerote, con 3,25 a  1,30 m. medido sobre el alcorque, calculamos 1,50 m desde la base,  y plantado sobre 1887, según recoge Pablo Rojo Platero en su libro “100 años de Nerja en fotos”, al que aprovechamos para felicitar por la recuperación de la memoria histórica de Nerja que realiza en su trabajo, bien merece un lugar destacado entre los árboles monumentales de España.

Sabemos del interés del Ayuntamiento de Nerja por conservar, proteger y divulgar el patrimonio natural, paisajístico e industrial del pueblo, por lo que desde esta página, queremos proponer que se rotule nuestro emblemático Cerote con una placa cerámica, con pie de obra, en la que destaque su nombre popular, nombre científico, lugar de origen y fecha de plantación.
Podría ser:
                          Árbol Cerote
                          Araucaria heterophylla (Salisb.)
                          Isla de Norfolk. Australia
                          Plantado en 1887

Deseamos que todos los visitantes de Nerja conozcan que supimos poner nombre a nuestro árbol del paseo. Conocimos épocas en que nuestras compañeras de juegos infantiles, usaban la resina del Cerote para pegarse chinas en los tacones, y entrar en la iglesia taconeando a placer. Quizás esta resina o “cera” diera lugar al nombre de Cerote, solo utilizado por los nerjeños para nombrar esta especie.

Fotografías en color: Miguel Bueno 
Fotografía en B/N  Árbol Cerote en 1910, del libro "100 años de Nerja en fotos". Pablo Rojo Platero.

10 diciembre 2014

Árboles singulares de Nerja: algarrobo de la fábrica de Maro.











 
   En el paseo por el pago de Tetuán (Maro),  del 7 de diciembre, con los amigos de la asociación para la defensa y divulgación del patrimonio histórico La Volaera de Nerja, mientras recibíamos las magistrales explicaciones de nuestro compañero y amigo Francisco Capilla, nos llamó la atención un algarrobo en el patio del ingenio azucarero san Joaquín, de tal forma que incluimos una fotografía suya en el resumen que hicimos de dicho paseo.


Ayer volvimos para medirlo y se confirmó nuestra sospecha. Su perímetro de 5,20 m. a 1,30 del suelo y 8,20 en la base, le supondría estar entre los árboles singulares de Andalucía.

Consultada la bibliografía existente en internet, entre los árboles singulares de Málaga, aparecen  cuatro algarrobos, pero ningún árbol de Nerja.

Los catalogados son :

Algarrobo de Casas Viejas, del propio municipio de Málaga con 5,60 m a 0,65 m. del suelo.

Algarrobo del Cortijo La Cacería, Casarabonela, de 4,10 m. de perímetro   a 1,30 m.

Algarrobo de Zarate l, Alcaucín, con 5,50 m perimetrales a 1,30 del suelo.

Algarrobo de Zarate ll Alcaucín,  con 5,85 m. a 1,30.



Nuestro algarrobo de la fábrica de Maro, bien pudiera estar con todo derecho en este catálogo de árboles singulares de Málaga, y aunque hemos localizado una marca azul a su pie, lo que indica que estará controlado de alguna forma, no tiene ningún tipo de protección, aparece maltratado por las cabras, que han dejado su copa a 1,50 m. del suelo y con ramas secas sin podar.

Rogaríamos que se le protegiese de las cabras y se le incluya entre los árboles singulares de Nerja como un valor de nuestro patrimonio a cuidar y conservar.



Miguel Bueno




07 diciembre 2014

Calzada romana, acueducto del Águila e ingenio azucarero de san Joaquín. Nerja












En un día magnífico de luz otoñal mediterránea, éxito de convocatoria en la visita guiada organizada por la asociación para la defensa y divulgación del patrimonio histórico de Nerja La Volaera de Nerja

Cerca de 200 personas, la de mayor asistencia hasta la fecha, han participado en dicha actividad en la que el profesor de Historia Francisco Capilla Luque ha ejercido de estupendo cicerone por parajes como la calzada romana del Siglo I (que pese a su incomprensible abandono aguanta más que algunas calles peatonales construidas hace un par de años), el Acueducto del Águila (que sufrió un percance aún sin solución), el Ingenio de San Joaquín (abandonado a su suerte, esperando ser botín de la especulación inmobiliaria) y el pabellón de recreo del Pago de las Mercedes.

Gente de todas las edades, colectivos culturales venidos de otras ciudades, personas interesadas en nuestra Historia y en conocer nuestro patrimonio, el incuestionable primer paso para valorarlo, hemos disfrutado de una muy agradable jornada que tendrá continuidad en próximas actividades.

Fotografía Miguel Bueno
Texto Ricardo Popbelmondo

03 diciembre 2014

Parque natural de Somiedo. Cabanas de teito.













Las “cabanas  de teito” son construcciones de piedra con cubierta vegetal de escoba (Cytisus scoparius).
Las construcciones  de cubierta vegetal, recuerdo de los castros neolíticos, se han conservado en Somiedo, pero no son exclusivas de esta zona, se dan en todo el mundo y donde mejor las hemos visto es en la Bretaña francesa.
En Somiedo las conocemos en la misma aldea de La Peral, utilizadas como viviendas con cuadra en la planta baja para calentar el piso superior habitado. Las más primitivas de lo “vaquieros” tenían una solo pieza común para animales y personas.
En fotos antiguas, de principios del siglo XX , de Valle de Lago, todo el pueblo aparece con cubierta vegetal menos una casa de teja.

La cubierta de teito las hemos encontrado en un molino de Valle de Lago, en un hórreo en Urria, el único hórreo que se conserva con tejado de escoba. En numerosas brañas como La Pornacal y en cabañas de ganado repartidas por todo el valle de Valle de Lago, en el camino desde el pueblo hasta el mismo lago, a lo largo del valle glaciar.

La escoba, recolectada fuera de su época de floración, es aislante térmico e hídrico muy bueno, tiene el inconveniente de la necesaria reparación casi anual, pero soporta el peso de la nieve y es un material propio, renovable con los matorrales del entorno.
En la actualidad están catalogadas y cuando la crisis económica lo permite subvencionadas  para su conservación.

El paisaje de “cabanas de teito” es tan peculiar que deseamos que la crisis no acabe con ellas y algún dinero de los usados para levantar la banca revierta en su mantenimiento.
Hemos realizado una selección  de fotos de “cabanas de teito”, pero nada iguala a caminar entre ellas, nosotros lo hicimos a principios de otoño, cuando el hayedo comienza a llenar de color el valle y lo recomendamos encarecidamente

11 noviembre 2014

Nerja, días de noviembre.

 
 En Nerja la sierra tiene querencia de mar.

     Ayer , 9 de noviembre dimos un corto paseo por Nerja, la luz era tan especial, a plena mañana, que aunque los amigos del blog conocen muy bien mi querencia por Nerja, no me resisto  a subir una selección de las fotos que hice.
Todas las fotografías están realizadas en el mismo pueblo, para los que conocen Nerja, les diré que inicié el paseo en la esquina de calle Los Huertos ( toma de la Cuesta del Cielo) para seguir por el mirador del Bendito (toma del velero), mirador de Carabeo,  calle Pintá, Puerta del Mar y Balcón de Europa.
El día era primaveral y mientras algunos disfrutaban del agua del mar en Burriana, Calahonda o el Salón, otros paseábamos bajo los toldos de sus calles y no sabíamos muy bien donde acudir. Si retratar a la oriental que subía por el Boquete de Calahonda, sacar el Tajo Almendrón en mitad de la sierra, a la niña jugando en el Paseo, o a los turistas, como lagartos al sol, delante de la casa del calafate en Calahonda.
Espero que os guste la serie, ya sabéis lo que tira el terruño, así que tenéis que perdonar si me repito.

Piedra














06 noviembre 2014

Granada y sus cipreses.













El ciprés mediterráneo,  Cupressus sempervirens no es único patrimonio de la Toscana italiana, en Granada se encuentran por doquier, sobre todo en su variedad pyramidalis,  y con su porte estilizado adornan toda la ciudad.
En el barrio  del Albaycín,  entremezclado con viviendas y cármenes, da una belleza peculiar a todo el conjunto.
Pero lo mismo compiten con las torres  de la Alhambra, para elevarse sobre su altura.  Cercan sierra Nevada para destacar en negro sobre  el blanco  de la nieve. Quieren subir por las taludes del bosque de la Alhambra. Adornan la fachada del palacio episcopal o recortan el perfil de la ciudad con su vega al fondo.

En Granada los estragos del “picudo rojo” han sido tan graves, que han desaparecido infinidad de palmeras de canarias, quedando únicamente los cipreses como árboles ornamentales en el Albaycín , donde por falta de agua no prosperan los álamos.

Hacemos votos para que el hongo maldito “Seridium cardinale” no ataque a los cipreses, la cura es muy difícil y los ayuntamientos, que han tirado tanto dinero, en otras cosas,  no están por gastarlos en cuidar los árboles de todos.