13 febrero 2017

La Desbandá. Carretera Málaga-Almería 1937


Violetas para Soledad.
80 aniversario de la “Desbandá”. Carretera Málaga-Almería.
- Aquí me vuelvo. No puedo más.
- Estábamos intentando cruzar el río Guadalfeo en Motril y no se podía contar la gente que traía flotando, ahogada. El río venía hasta arriba.
Habíamos salido de Nerja con la Desbandá, huyendo de los moros que traían los fascistas.
Los que venían en riada, llenando la carretera de Málaga, contaban las atrocidades que hacían en los pueblos donde llegaban y nos unimos a ellos en la huida.
- Desde que salimos de Nerja no pararon de bombardearnos desde el aire y de la mar. Las criaturitas se iban quedando en la cuneta unos muertos y otros mal heridos.
- Mi marido y yo seguíamos p´alante. Hasta que lo perdí y hasta la presente, no volví a verlo nunca más.

Soledad me contaba sus espeluznantes vivencias mientras plantábamos las violetas que me había traído, para poner en el arriate.
Había hecho los 100 Km ida y vuelta, Nerja-Motril. Si malos fueron a la ida, malos fueron a la vuelta.
Los fascistas esperaban a los que volvían y a la que no pelaban, le daban un poco de aceite de ricino.
Soledad se buscaba la vida como podía, viuda sin serlo oficialmente, trabajaba igual que un peón cuando tenía que ir al campo.
Francisca Herrera, salió de Casares con su hijo de un año y una cabra para dar leche al crio. Hizo los 140 Km. de Casares a Torre del Mar, andando por la carretera de Almería.
- Señora por qué no lía Vd. la foto y tira el marco con el cristal.
Francisca llevaba todo el camino con el niño en un brazo y el retrato del marido, al completo en el otro. (Al marido se lo habían llevado al frente, estaría luego en los dos frentes para que fuese probando bien lo que es ser carne de cañón).

- En la Torre, muertos de hambre, encontramos unas sardinas, no teníamos como asarlas. En un cubo, metimos papeles de periódico, ahumamos un poco las sardinas y nos supo a gloria bendita de lo incomestibles que estaban.
En esas, a un compañero de camino le entran las agonías de la muerte y nos refugiamos en una casa que vimos vacía. Quisieron echarnos.

- Mire Vd. de aquí no nos vamos hasta que mi compadre no muera. Ya se encargará alguien de enterrarlo.
La Roda de Andalucía. Sevilla 1969.
No nos conocíamos de nada.
- Esta silla de ruedas se la regalo a tu abuela, por lo bien que se portaron conmigo la gente de Nerja cuando llegué con la Desbandá.
Había llegado desde la Roda de Andalucía, a 136 Km. de Nerja.

Ahora era carpintero con una tienda de muebles.
En esos años, 1969, cuando una persona mayor se rompía la cadera, no existía cirugía para curarla y quedaba inmóvil . Tampoco había sillas de ruedas. Eran todas artesanales.

1937. Lomas de las Cuadrillas, Nerja.
- Los ceretes de higos parecían que crecían. Era una riada de gente la que pasaba por el cortijo de Mariquita Vela huyendo de los bombardeos en la carretera.
- No se había vendido la cosecha de higos del año anterior y todos los que llegaban a la puerta, salían con los bolsillos llenos. Parecía milagroso. Hubo para todos.
Me contaba mi madre, que con su madre y sus otros dos hermanos, se refugiaron en el cortijo, huyendo de los bombardeos en el pueblo. Mi hija, acaba de decirme, que la abuela cuando le contaba esta historia siempre le comentaba: “Qué bueno es tener para poder dar”.

Todas son historias oídas directamente a sus protagonistas.
Miguel Bueno, febrero 2017. 80 aniversario de la Desbandá.

Fotografía: Violetas, hijas de las que me dio Soledad. Hoy, en una maceta de casa.

1.-Reportaje en memoria de La Desbandá en Nerja. Caminata desde el Balcón de Europa al puente del barranco de Maro.
2.- Reportaje de la salida hacia Almería en Málaga. Organizado por la Federación Andaluza de Montañismo.











10 febrero 2017

Sierra Almijara: Ruta Miguel el de la Plana.



En homenaje a Emilia la de La Plana, mi abuela mareña que trajo el apodo a la familia.

Itinerario:
Maro – Nacimiento de Maro – Arroyo de Los Colmenarejos – Valle del río de La Miel – Castillejos – Cortijo Leopoldo – Lomas de las Cuadrillas – Marina – Cantarriján – Playa del Cañuelo.

0.- Plaza de Maro.
      Punto de reunión y salida. Maro

1.- Nacimiento de Maro.
      Modelo de fuente cárstica, gran caudal, muy variable,  con aguas ricas en magnesio, que presupone un recorrido en profundidad por las entrañas de sierra Almijara.

2.- Arroyo de los Colmenarejos.
      Arco natural de Colmenarejos.  Durante una crisis resistática Cuaternaria el aporte de cantos por gelifracción es de tal magnitud que colapsa el valle. Una posterior etapa fluvial excava los depósitos, dejando el arco en los materiales más cementados.

3.- Valle del río de La Miel.
     Valle hoy subtropical, modelo del cambio climático que vivimos. En el Nacimiento conviven antiguos cultivos de castaños (Castanea sativa) con los actuales subtropicales de aguacates (Persea gratissima o Persea americana) y chirimoyos (Annona cherimola).

4.- Castillejos.
      Peñón de mármol dolomítico que destaca sobre el nacimiento del río de La Miel y los materiales esquistosos de más fácil erosión, que lo rodean por la vertiente sur.
Espectaculares restos de murallas, aljibes y construcciones abovedadas de época del califato árabe.
No me resisto a transcribir un fragmento de lo escrito en la entrada Castillejos de mi blog:

“Lo más difícil para algunos es usar y disfrutar de todos los sentidos en la sierra: chocar dos piedras para quedarte con el inconfundible olor de los mármoles alpujárrides. Tocar el romero y los diferentes tomillos para identificar sus perfumes. Oler la Bituminaria bituminosa (trébol hediondo) o el delicado Dianthus malacitanus (clavelina) y para los muy interesados, sorprenderse con los aromas de la Putoria calábrica (hedionda).
Escuchar el silencio de la montaña, o el cantar de las chicharras en verano que a veces te sorprende con su intermitencia. Tocar la superficie del lapiaz y deducir los surcos del agua. Saborear los dátiles del palmito, la única palmera autóctona de Europa, cuidando de mondarlos, y mirar, mirar a lo lejos, el mar y las montañas, los cortijos del nacimiento como un belén allí abajo, y los pinos colgados en las laderas de las sierras vecinas. Ver de cerca las una y mil florecillas de nuestro monte mediterráneo.
Ahora sólo quiero destacar los acebuches (Olea europae var. sylvestris) hechos bonsáis por el ramonear de las cabras y los palmitos enormes (Chamaedorea humilis) en medio de los tajos inaccesibles”.

5.- Cortijo Leopoldo.
Ruinas de un cortijo con almazara, lagar, bodega y vivienda.
Que quiero aprovechar para hacer un homenaje a los hombres y mujeres de sierra Almijara representados por Dolores y Frasquito, los últimos habitantes del cortijo.
Transcribo algunos textos de  mi libro Paisaje y Educación II, escritos en su memoria.
“Dolores, nombre propio que bien podía ser colectivo. En su olla siempre había comida, el preguntar ¿Quiere Vd. comer? Nunca fue un cumplido, ni una forma de hablar. Sus días parecían tener cuarenta horas, y cada trabajo su tiempo, suya era la cabra, suyo el buscar los cigarrones para los perdigones, suya la casa, suyo el huerto, suya la costura, suyo el horno de pan hacer, suyo el encontrar cualquier cosa en cualquier momento.”

“Frasquito siempre sabía la hora que era. Miraba el color del cielo y te decía la hora. Todos los días al acercarse las dos, echaba mano de su reloj de bolsillo y comprobaba que eran los dos en punto, entonces levantaba el crochet y encendía la radio. La radio estaba en el centro del bazar, junto a la foto de la mili del hijo y a los platos y tazones de lujo que nunca se usaban, esperando un día de fiesta que nunca llegaba. De dos a dos y media se oía en silencio el flamenco.
Dolores parecía no escuchar, siempre estaba atareada con su trabajo, se movía sin hacer ruido. Para encender la lumbre, usaba un largo canuto de cañavera que al soplar avivaba el fuego y rápidamente colocaba la trébede para asentar en ella la olla.
Frasquito nunca cantaba, pero el rito de escuchar el cante era una liturgia, tampoco comentaba. A las dos y media en punto, al acabar el programa, apagaba la radio y la volvía a cubrir con el encaje, hasta el día siguiente a la misma hora.
Dolores no paraba. Mientras la olla hervía, llamaba a las gallinas que acudían rápidamente a recoger los granos de cebada. Visto y no visto, dejaban el suelo limpio. Si la olla tardaba un poco más, cogía la cesta de la ropa y zurcía alguna camisa vieja”.
http://miguelbueno.blogspot.com.es/2006/10/las-dos.html

6.- Lomas de las Cuadrillas.
     Jaral de jara pringosa (Cistus ladanifer). De la jara pringosa se obtenía el ládano, para el caso, se hacia pasar un rebaño de ovejas entre las jaras, después se esquilaban y de la lana se separaba el aceite de ládano, utilizado en medicina para aliviar la tos y los dolores reumáticos. Hoy en desuso.

7.- Marina.
    En los cortijos de la Marina, se cultivaban en los años 50 del siglo pasado tomates de invierno. En la solana, mirando al mar y protegidos de los vientos del norte, se criaban tomates de secano en pleno invierno. La técnica consistía en cavar un hoyo profundo donde en la tierra removida, se mantuviese la humedad de las lluvias otoñales y permitiesen la fructificación de la planta.

8.- Cantarrijan.
      En las ventas cercanas al puente del Límite, se concluirá la ruta en invierno.
                                   
9.- Playa del Cañuelo.
     En verano se bajará a la playa para disfrutar del agua después de la ruta y los servicios de intendencia pasarán a recoger los senderistas.


















02 febrero 2017

Siempre Maro. Nerja.



NO A LA BARBARIE DEL CAMPO DE GOLF EN LAS TIERRAS DE LABOR DE MARO. NERJA.

SIEMPRE MARO.

Actuaciones e inversiones urgentes en Maro. Nerja.

1.- Abrir al público e integrar en el casco urbano del pueblo, un Centro de Interpretación de Maro en el Chalet: Acantilados. Sierra. Playas. Cultivos históricos y actuales. Patrimonio histórico : Ingenios y Fábricas de azúcar.

2.- Regular el nacimiento de Maro y entubar las aguas para el regadío. Terminar con el martirio del riego para los agricultores en épocas de sequía y hacer innecesarios aljibes y albercas para el riego.

3.- Recuperar y poner en uso la Calzada Real que por Burriana y Tetuán unía Nerja con Maro.

4.- Poner en uso la Senda Costera desde Calahonda a la torre de Maro, por el borde de los acantilados de Tetuán.

5.- Poner en valor con una actuación arquitectónica, la casa de verano de Pérez del Pulgar, en Tetuán.

6.- Cultivar un jardín de flora subtropical en el solar de la Fábrica de Maro, relacionado con el jardín botánico de la Cueva. Poniendo en valor los algarrobos, en particular el gran árbol singular. (Está entre los árboles singulares andaluces por el diámetro de su tronco).

7.- Actuación arquitectónica en las ruinas de la Fábrica de Maro. Reparando también las tapias que lo rodean. Haciendo visitable el recorrido por sus dependencias, con paneles explicativos.

8.-Actuación arquitectónica y conservación de los restos del Ingenio de Maro.

9.- Centro-escuela de buceo, que puede ir asociado al Centro de Interpretación.

10.- Protección integral para la Calzada Romana, desviando el camino actual.

11.- Actuación en los caminos peatonales que bajan a las playas desde la antigua carretera Nacional 340. Haciendo seguro su tránsito.

12.- Actuación sobre el camino del cuartel antiguo de Maro a la playa de la Caleta y su mirador.

13.- Protección de los restos de la torre almenara del río de la Miel, evitando el impacto del oleaje en su base.

14.- Restaurar, proteger y abrir a los visitantes el Molino de Papel del río de Miel. Colocando el escudo de los Gálvez en su lugar.

15.- Acondicionamiento y señalización del camino que desde Maro por el Sanguino, sube a la Civila y cumbre de la Cuesta del Cielo. Señalar la gran dolina al pie de la Cuesta del Cielo. Abrir un camino hasta una elevación que haga posible su observación.

16 .- Acondicionamiento y señalización del camino que desde Maro por el arroyo de los Colmenarejos, sube al nacimiento del río de la Miel. Explicar con paneles el origen del arco natural de los Colmenarejos y del valle periglaciar colgado.

17.- Señalización de la ruta Cueva de Nerja – Fuente del Esparto – Mirador del valle del Chillar. Explicar en un panel el origen de los “derrubios ordenados” periglaciares que se encuentran a mitad de ruta, al lado del camino. En el tramo fuente del Esparto – Mirador del Chillar, teniendo al frente el “valle periglaciar en cuna” de la Coladilla, explicar su origen y la formación de la posterior garganta fluvial.

18.- Ruta del Almendrón. Iniciada desde la Cueva o desde el Pinarillo, ascendemos por el valle glaciar de Los Cazadores, donde se colocaran paneles explicativos del relieve glaciar en el tajo Perruchino. Una vez que se divise el Almendrón, un panel con toda la información sobre el “pico piramidal”.

19.- Ruta a Navachica, cumbre de sierra Almijara. Pinarillo-barranco de los Cazadores, Caños del Rey- Navachica.

20.- Circular Almijara: Fuente del Esparto, barranco de los Cazadores, Navachica, Puerto de Las Ventosillas, Piedra Sillada, arista glaciar de La Cadena, El Cuervo, La Fábrica del nacimiento del Chillar, Cortijo del Imán, río Chillar, Canal, Fuente del Esparto. No queremos hacer un listado de todas las rutas posibles en Almijara.

21.- Construir un refugio de montaña en el puerto de las Ventosillas.

22.- Restaurar y ampliar el refugio del Cuervo.

23.- Limpiar y acondicionar al tránsito peatonal los caminos de la sierra, actualmente cerrados por el matorral.

24.- Hacer una rotonda ante el túnel de Cerro Gordo en la nacional 340 dirección Almuñecar, para evitar ir a dar la vuelta cerca de la Herradura a los visitantes que van a los Acantilados de Maro - Cerro Gordo, desde Nerja. Poner en valor la facilidad de fotografiar las monteses en la misma antigua carretera N-340.

25.- Ante el propósito de la Sociedad Azucarera Larios de sustraer sus propiedades en Maro a la aplicación del vigente Plan General de Ordenación Urbanística de Nerja y del Plan Especial de Protección del Sitio Histórico de Maro:
Exigimos al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Nerja
- Desvincular del Convenio que actualmente negocian las partes, el apartado relativo a deudas de los proyectos urbanísticos y de desarrollo turísticos.
- No modificar ambos Planes para ser adaptados, exclusivamente, a sus intereses.
- Cumplir lo recogido en ellos en lo relativo a las propiedades de SALSA Inmobiliaria que se ven afectadas:

          - La expropiación de 'la Casa de la Marquesa'
          - La expropiación del ingenio Viejo o de Amengol.
           - La expropiación de la fabrica de San Joaquín. 


26.- Ante la degradación del territorio, con asentamientos y construcciones que no debían haberse permitido, exigimos su inmediato desmantelamiento. Teniendo siempre en cuenta, los programas autonómicos de ayudas sociales para alternativas a las infraviviendas.

27.- Por último exigimos a las autoridades municipales de Nerja, defender los intereses de Nerja y Maro, aplicar la ley y realizar las mejoras que se solicitan por el bien común de todos los ciudadanos.


Miguel Bueno 










09 enero 2017

Morfología glaciar y periglaciar. Sierra Almjara. Nerja

-->
En 2005 publicamos una entrada en el blog : Tajo Almendrón. Sierra Almijara. Nerja.
http://miguelbueno.blogspot.com.es/2005/04/tajo-almendrn-sierra-almijara-nerja.html
Con el texto siguiente:

Recorrer un valle glaciar, bordear una arista o escalar un pico piramidal parece una oferta excluyente de la Costa del Sol, sin embargo esa es la propuesta real que presentamos en la ruta del Almendrón.
Durante los periodos fríos del cuaternario, el anticiclón polar localizado sobre las Islas Británicas dirigía las corrientes frías hacia las costas atlánticas de la Península Ibérica. La corriente del Golfo (Gulf Stream) desviada hacia el sur, bañaba las Islas Canarias protegiendo los bosques de laurisilva. La tundra extendida por la península permitió la llegada de especies árticas al sur de España y muchas de ellas (Ranunculus glacialis, etc. ), han encontrado refugio en Sierra Nevada.
Las borrascas formadas en el golfo de Cádiz descargarían sobre las sierras costeras de las Béticas, y en las zonas protegidas de los vientos del Oeste se acumulaba la nieve originando cortos glaciares de abrigo que en el caso del barranco de los Cazadores, muy protegido y de gran pendiente, descendía hasta los 700m. de altitud.
El perfil transversal en “U” con netas hombreras y valles laterales colgados y el longitudinal con zonas de sobreexcavación muy patentes, determinan una morfología glaciar hoy retocada por la incisión de una estrecha garganta fluvial,
Los “derrubios ordenados” periglaciares a 350 m., confirman, que el hielo durante los periodos fríos, cubría la zona costera gran parte del año.

Anteriormente, en 1990, publicamos en las Actas de la I Reunión Nacional de Geomorfología. Teruel. El trabajo : Apuntes Geomorfológicos en Sierra Almijara. Cordilleras Béticas. Propuesta de Morfología Glaciar. En el que hacíamos un estudio detallado de las cuencas del río Chíllar y del Barranco de Maro-Coladilla-Cazadores. Poniendo de manifiesto su morfología glaciar y periglaciar.
Trabajo que volvimos a publicar en Paisaje y Educación II. Miguel Bueno. Editorial Santa Rita. Granada 1991 ISBN 84-7170-110-3
Hasta 2002 no se publican los trabajos sobre paleotemperaturas del mar de Alborán, con el estudio de las alquenonas, del sondeo MD95-2043 realizado entre Motril y Nerja, por Cacho, Isabel et alt. Seguido en 2014 por: Martrat, Belén et alt. : Las temperaturas de la superficie del mar, alquenonas y las tasas de sedimentación en la cuenca de Alborán del nucleo de sedimento MD95-2043.
Donde pusieron de manifiesto que la superficie del mar de Alborán se congelaba en los periodos fríos cuaternarios.
Desde ese momento, mi afirmación de  que : “Los “derrubios ordenados” periglaciares a 350 m., confirman, que el hielo durante los periodos fríos, cubría la zona costera gran parte del año”, tenía que haber dejado de ser escandalosa y darse por admitida.
Lo cierto es que 26 años después de la publicación de mis trabajos de sierra Almijara, aún no es recogido por la dirección del Parque Natural Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama.
Solo me queda invitar a los escépticos, que visiten Chamonix (Francia). Que se pateen Asturias, desde los depósitos periglaciares en la misma playa de San Antolín (Llanes),  a los 2.650 m. de Torrecerredo, con sus morrenas glaciares recientes, en los Picos de Europa. Se empaparan de morfología glaciar y periglaciar. Después suban a las cumbres de Almijara, lentamente, paso a paso, por el barranco de los Cazadores, mirando a derecha el Tajo La Mesa y los valles colgados. Los tajos subverticales impresionantes a la izquierda, y de vez en cuando, vuelvan la mirada hacia atrás , por ejemplo, desde los altos del Tajo Perruchino, verán perfiles glaciares en U, hendidos por una pequeña garganta fluvial.
Asciendan el pico piramidal del Almendrón, por su arista norte, mirando al río Chillar 1000 m. más abajo, con unos tajos casi verticales. Sigan al Tajo El Sol, para llegar a dormir en el puerto de Las Ventosillas, cerca de su fuente, después de hacer cumbre en Navachica.
Al día siguiente pongan rumbo oeste por Piedra Sillada y la Cadena, hasta el Cuervo. Al pasar por la arista glaciar, no pierdan la calma, tiene salida. Pueden admirar el espectacular circo glaciar del Chillar  y los restos de valles glaciares al pie del Tajo El Sol y el Almendrón. En la orilla oeste del río, un relieve periglaciar “en cuesta”, en este caso, la gelifracción, con lo estratos paralelos a la pendiente,  ha facilitado la erosión y se perdió el relieve preexistente.
En el camino desde la Cuesta de Los Galgos a la fuente del Esparto, observen el impresionante valle periglaciar de La Coladilla, un valle “en cuna”, hendido en la actualidad por la garganta fluvial de La Coladilla. Sin circulación superficial, al estar elevado sobre el vecino valle del Chíllar, quedó en un valle ciego. Antes, si quieren, pueden echar una última mirada al valle del río Chillar y comprobar los restos de perfiles periglaciares, en la orilla de poniente de su curso medio.
Hemos añadido a la relación fotográfica, las de la gran dolina al pie de la Cuesta del Cielo. En toda la bibliografía anterior, se da por presupuesto, que Almijara no tiene formaciones cársticas superficiales, excepto los cañones (Cahorros) y el lapiaz de sus mármoles.

Un pequeño apunte sobre las alquenonas.
Los alquenonas son compuestos orgánicos (cetonas) altamente resistentes, producidos por el fitoplancton de la clase Prymnesiophyceae (algas). La función biológica exacta en la célula permanece debatida. Los alquenonas se utilizan como indicadores del clima en paleoclimatología. Los Cocolitofóridos responden a un cambio en la temperatura del agua mediante la modificación de la producción de cadena larga alquenonas insaturados en su estructura celular: a temperaturas más altas, la producción de moléculas di-saturada aumenta en relación a la de las moléculas saturado-tri. Las alquenonas resisten la diagénesis y se pueden encontrar en sedimentos con más de 110 millones de años. La temperatura del agua ambiente en el que los organismos se han desarrollado puede ser estimada por la abundancia relativa de alquenonas insaturadas conservados en los sedimentos marinos. El índice de insaturación de formas di- y tri-insaturados de alquenonas C37 se calcula mediante una  fórmula. El índice de insaturación se puede usar entonces, para estimar la temperatura superficial del agua de acuerdo con una ecuación experimental. 

Después de los más de 28 años transcurridos, creemos que podemos contarlo:
El trabajo publicado en Teruel, lo hice antes de la era de internet y por tanto sin acceso a bibliografía.
En la facultad de Ciencias de Málaga, habían olvidado hacer la biblioteca y usaban para tal fin el hueco de una escalera. Los libros de Geología los tenía el compañero Donoso en su despacho. De Geomorfología tenía menos que en mi casa.
En la biblioteca de Letras (Geografía), tenías que rellenar un formulario en ventanilla, sin acceso a los ficheros de los trabajos publicados.
Los cortes topográficos los hice sobre cartografía 1:10.000, comprados en la Diputación de Málaga, después de largas discusiones y tener que buscar un contacto (enchufe). El funcionario encargado de la cartografía, llegó a decirme que los mapas eran suyos y su uso estaba muy restringido.
Estuve toda una semana blanca en la biblioteca del Museo de Ciencias Naturales de Londres, donde me atendieron de maravilla, nos entendíamos en francés y me fotocopiaron todos los trabajos que les pedía, todo gratuito, ya me conocían “como el español”.
En fin, después me lo aceptaron y pude publicarlo en la I Reunión Nacional de Geomorfología en Teruel del año 1990.

Durante los primeros años de internet, fue un disfrute tener acceso a todos los trabajos que me interesaban de cualquier universidad del mundo.
En la actualidad el acceso está restringido (por las editoriales). Por más formularios que he rellenado y pruebas anti-robot que he superado, no puedo tener acceso a ninguna publicación.
Ahora dependo de mis antiguos alumnos, profesores en activo en la universidad, a los que molesto para que saquen y me pasen los trabajos científicos que les pido.
Todo lo contrario de lo que ocurre con mis trabajos científicos, cuentos, poemas, fotografías o reportajes, de libre acceso para todos. Diariamente entran al blog más de 1.000 visitantes de todo el mundo y soy yo el que pago mensualmente a Google para mantener libre el acceso.
Por ejemplo, datos de esta mañana.

España 311
Estados Unidos 251
China 119
Israel 41
Irlanda 20
Alemania 14
Perú 2
Polonia 2
Argentina 1
Suiza 1



 
-->
Pico piramidal del Tajo Almendrón en su arista norte. Al fondo el valle periglaciar de La Coladilla y la costa nerjeña.
Los picos piramidales reciben nombre apropiados a su forma : Cervino, Horn, Cuerno (Alpes). Cornión (Asturias). Almendrón (Nerja). Todos picos piramidales.
Fotografía de Fernando Arce.



-->
Picos Almendrón y Tajo el Sol, invierno. En la vertiente oeste del Almendrón, posterior relieve periglaciar “en cuesta”, favorecido por los procesos de gelifracción a favor de la estratificación.



 
-->
El Tajo el Sol, recibe su nombre por ser el último que ilumina el sol en los atardeceres de Nerja, en toda la sierra Almijara. Desde el pueblo aparece encendido.


-->
Curso alto del río Chillar, desde Piedra Sillada. En la orilla oeste, restos de perfiles de valle en U glaciar, al pie de los tajos El Sol y Almendrón. En la orilla este, relieve en cuesta periglaciar. Fotografía Fernando Arce.



Sierra Almijara.Valle glaciar del Chillar y pico piramidal del Almendrón. Nerja.


Valle glaciar de los Cazadores, resto del perfil en U en la orilla este. Al Oeste relieve en cuesta periglaciar, facilitado al ser la estratificación paralela a la superficie. Sierra Almijara. Nerja.



--> Curso medio del río Chillar, con restos de los perfiles de su antiguo valle periglaciar, a semejanza del paralelo valle de la Coladilla, mucho mejor conservado



-->
Valle en cuna de fondo plano, periglaciar de La Coladilla, hendido por la posterior garganta fluvial, hoy sin actividad al quedar el valle sin circulación superficial. Toda la circulación es subterránea cárstica, lo podemos considerar un valle “ciego”.



Valle en cuna, periglaciar de La Coladilla.


-->
Gran dolina al pie de la Cuesta del Cielo. Esperando que los espeleólogos investiguen su caverna.




--> Un primer plano de la gran dolina en embudo. Normalmente este tipo de dolina presenta comunicación con la sima por el embudo.


Cubeta glaciar del curso medio-alto del barranco de los Cazadores en Nerja. Foto obtenida de googlearth por Miguel Bueno.


-->
Cubeta glaciar en el actual río Verde,  sierra de Cázulas,  Almuñecar -Otiva. Granada.

Es curioso que las geofórmas glaciares son muy evidentes sobre los 1.000 m., a mayor altitud no están claras. Ocurre lo mismo en el vecino barranco de los Cazadores de Nerja.
Pensamos que el posterior modelado periglaciar e hídrico ha camuflado el relieve glaciar preexistente. Ha ocurrido en la vertiente norte de estas sierras, el efecto umbría, ha hecho desaparecer relieves glaciares anteriores.
El tema es tan interesante, a la vez que polémico, que pediría a todos, que abriesen los ojos. En Ciencias no hay verdades absolutas, y no es de recibo el argumento de que “nadie lo ha dicho antes”, nos parece poco científico. Hay que ponerse a trabajar.
Explíquese qué agente geológico ha podido originar el pico piramidal del Almendrón en sierra Almijara o las cubetas glaciares de Almijara o Cázulas, tan meridionales y a tan poca altitud.
En las jornadas de trabajo en sierra Nevada organizadas por la Sociedad Española de Geomorfología en el año 1993, tuve ocasión de vivir algo parecido.  Se negaba las existencia de glaciarismo, por muchos compañeros, en las vertiente sur de su cumbre,  por no aparecer el circo glaciar, y hasta que no tocaron las estrías glaciares, no quedaron convencidos.
  Foto obtenida de googleart por Miguel Bueno.

13 diciembre 2016

TIERRAS DE MARO. NERJA

¿Para qué soñar? Estamos en Maro.
Estos días primaverales de diciembre, hemos recorrido las tierras de Maro, desde la maravilla del mismo casco del pueblo, a la torre de Calaturcos o de Maro, para seguir por la antigua carretera costera N-340, hasta Cerro Gordo.
El pueblo está rodeado de feraces tierras, donde ahora mismo se están plantando las patatas extratempranas, que se criarán en pleno invierno, entre áloes, plátanos, aguacates, caña de azúcar, etc. e invernaderos donde se cultivan todo tipo de plantas aromáticas, hortalizas y flores comestibles.
Una vez visitada Calaturcos, disfrutando de su panorama, con Nerja como telón de fondo, volvemos a la vieja carretera y al descender la cuesta de Ana María, quedamos traspuestos con los perfiles del acantilado tras el río de La Miel. 
La carretera tiene infinidad de miradores, donde al bajar del coche, no sabes qué mirar, si las torres almenaras que bordean la costa o las calas de ensueño, que quedan escondidas, entre pinos y peñascos, al resto de mortales.
A veces un peñasco se baña directamente en el agua, como el peñón del Fraile. Nos avisa que frente a él, aún queda en pie los restos de la torre almenara del río de La Miel.  La que con sus dos cañoncitos de a cuatro de bronce, guardaba las aguadas del propio río.  Aún hoy, entrega sus aguas claras y trasparentes y en tal cantidad, que alguna vez, vimos a piaras de cabras, beber agua dulce dentro de la misma mar.
Como hemos dicho muchas veces, sierra Almijara tiene querencia de mar, y si siempre llevó con ella los pinos, palmitos, lavandas, alhucemas, tomillos y romeros hasta la misma orilla, ahora son las cabras monteses las que bajaron de sus cumbres y al ver tal maravilla, se han quedado a vivir en los acantilados. Les ha ocurrido lo que a mucha gente, una vez que llegaron a estas tierras, ya no desean salir de ella.

Durante muchos años caminando por sierra Almijara, solo oímos el silbido de alarma de las monteses, avisando que entraban intrusos en sus territorios, apenas se dejaban ver. Hoy, en los acantilados de Maro, al mismo borde de la carretera, podemos ver piaras de cabras monteses (Capra pyrenaica hispánica), pastando tranquilamente.  Al no ser perseguidas, se han acostumbrado a la presencia humana y  parecen orgullosas de posar ante las cámaras de los visitantes.

NO A LA BARBARIE DEL CAMPO DE GOLF EN LAS TIERRAS DE LABOR DE MARO.














-->
Cala del Pino

Salvajes y bellos fueron los días

Aquellos días de calas desiertas

Teníamos por manta las estrellas

El amanecer nos sorprendía

Dormido sobre tu pecho

A la orilla del mar

Entre pinos y lavandas

A romero olía tu pelo

Alhucema tu cara

Salada era tu piel

Y yo buscaba rincones de miel con canela.

Miguel Bueno, dic. 2016



Torre del Pino

Hoy subió al matacán, para otear el horizonte, por si un casual se acercara algún navío amigo.
Esta mañana, a la luz de la saetera de levante, vio como relucían las primeras canas entre su negra melena. Vino a caer en la cuenta de que los años se le pasaban en un sin sentir,  tan rápidos, como el agua corre tras la tormenta.
Ya casi no recuerda el sabor de unos labios.
Fue una noche de San Juan. No sabe ya de que década. Cuando Rodrigo, que había llegado con su nave, al cercano rio de La Miel, para hacer la aguada, vino a la fiesta que  organizaban los vecino del pago de La Marina. En un renuncio puso los labios en su boca, fue visto y no visto. La calentura le duró mucho tiempo, pero Rodrigo, muy poco. Lo mismo que vino, se marchó en la primera calma de levante y hasta la presente.
A Elvira le parece que todo fue un sueño, como si no fue cierto, que hubiese probado el sabor de unos labios. Mira que hace todo lo  posible para que algún cristiano, aunque sea “nuevo”, venga a hablar con su padre. 
Todas las noches de San Juan, baja a la playa para lavarse, siete veces siete, la cara a la luz de la luna . A San Antonio lo tiene cara a la pared, bajo la merlatura de poniente, pero ni por esas.
Sueña que algún navío amigo le traiga, aunque sea de tierras murcianas, algún mozo, de buen ver, que la saque de la torre. Cuyas vistas tiene ya más que vista, y le lleve a otras tierras de cristiano. Donde pueda sentir el calor de unos labios.