<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\07511437695\46blogName\75Piedra\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLACK\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75//miguelbueno.blogspot.com/search\46blogLocale\75es\46v\0752\46homepageUrl\75http://miguelbueno.blogspot.com/\46blogFollowUrl\75https://plus.google.com/118079685620122941891\46vt\0756226614050696447088', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

29 junio 2015

Llosa Viango. Llanes.



Quizás haga más de 30 años de la primera vez que descubrí Viango, intentábamos subir al Picu Turbina por su cara norte y nos quedamos atrapados en un hayedo dentro de un lapiaz ( escar llaman los lugareños) intransitable, la hierba alta cubría todos los boquetes del lapiaz y no sabíamos donde poner el pie.
Inolvidable aquella excursión con nuestros amigos Carlos Cuanda, Concha, Miguel Ángel , Jose y mis hijos, pudimos contarla con unas botellas de sidra.

Conseguí subir a la cumbre Turbina por la cara sur, pero no había vuelto a ver Viango.
Cuando los amigos de la asociación “La Hoguera” de Celoriu, planearon la ruta a Viango, soñaba con ella y durante la semana previa he estado preparándome un poco con dos caminatas desde Pacanda a san Antolín con la excusa de ver los castaños ( paseos de tres horas).

Aunque la ruta a Viango me llevó 8 horas, la puedo contar muy bien gracias a usar, por primera vez en mis caminatas  dos bastones, y la gran ayuda de los amigos y amigas de Celorio, que siempre estaban pendientes de mi caminar, para darme un hombro en los numerosos escalones del lapiaz.

El esfuerzo valió la pena con el disfrute de pisar la gran pradería de la Llosa Viango, un gran poljé donde los caballos y vacas se pierden en el horizonte de hierba, rodeados por el bosque de hayas del Cuera.

Para los que quieran disfrutar de Viango, la entrada se puede realizar en el Alto de la Tornería. Se inicia  por un carril hormigonado, hasta la cabaña del Collau los Corros, donde sale a la izquierda un sendero que en dirección siempre Este va bordeando el valle que queda entre el murallón del Cuera al Sur y el Cantu al Norte. El camino es duro por el lapiaz, aunque en algunos tramos se agradece la “terra rossa” que lo cubre, y los fresnos y castaños que ofrecen su sombra para descansar..

Con todo , ya conocéis el truco, dos bastones y ninguna prisa para ir disfrutando de las praderías del valle, a lo lejos, en el Cuera.










18 junio 2015

San Antonio 2015, Piedra. Llanes.














23 mayo 2015

Nerja. El caciquismo vuelve por sus fueros.


  Larios como latifundista de Nerja y Maro (en Maro con el 100% de las tierras de regadío ), siempre colocó a su manijero en el ayuntamiento de Nerja para defender sus intereses.
Intereses que fueron por ejemplo arruinar la fábrica azucarera de Los Cangrejos propiedad de pequeños agricultores de Nerja, comprando al maestro de azúcar para que tirase las melazas al mar , y de esa forma  anular la competencia que dicha  fábrica realizaba a la suya..
   Ahora que estamos en campaña electoral para la alcaldía de Nerja, los métodos son otros,  pero asombra el derroche de dinero del PP en apoyo del  manijero de turno:

  Fiestas gratuitas en todas las plazas del pueblo pagadas por el PP o por el propio ayuntamiento del PP.

   Carteles gigantes a todo color con las fotos del alcalde, para que siga en la alcaldía defendiendo los intereses de Larios.

   Buzoneo en todas  las viviendas con tarjetas de gran calidad donde va la foto del alcalde a todo color. No hay miseria ¿paga Larios?

   Compra del voto de personas mayores que no pueden desplazarse, llevando el PP su voto a correo.

   Uso de los medios locales (prensa, radio,televisión) para defender exclusivamente sus intereses.
Para qué seguir.

   Le va mucho en ello, ahora el negocio no es la caña de azúcar, el negocio es llenar de casas y hoteles las tierras de Maro  y construir un gran campo de golf a la largo de su acantilado. Aunque sea  a costa de acabar con los agricultores de Maro y destruir todo el paisaje que le da fama internacional a Nerja.

Miguel Bueno

16 mayo 2015

Expolio de Maro


Alegaciones que presenta Miguel Bueno Jiménez DNI 24047500 y domicilio ...
Al CONVENIO URBANÍSTICO ENTRE EL AYUNTAMIENTO DE NERJA Y
SOCIEDAD AZUCARERA LARIOS S.A.
PARA LA REGULARIZACIÓN DE
ANTERIORES CONVENIOS, OCUPACIONES DE SUELO Y DESARROLLO URBANÍSTICO DE MARO

No es simple capricho el que Maro y su entorno gocen de la máxima protección que otorga la Junta de Andalucía.
Maro es un enclave único en toda la costa mediterránea, por su belleza y conservación.
Maro es pueblo de agricultores, en equilibrio con su entorno, que de llevarse a cabo el convenio, quedaría reducido a una población condenada a buscar trabajo eventual y de temporada en el sector servicio.
El impacto paisajístico es de tal magnitud que el mirador del Balcón de Europa, único en España, sería afectado en su vista de levante con un paisaje pleno de viviendas.
Todo Tetuán se asienta en la mejor tierra agrícola, “suelos rojos mediterráneos” mejorado a lo largo de siglos por el trabajo de los agricultores de Maro.
El convenio es leonino para los nerjeños , equipara terrenos cedidos por Larios en la Rambla del río Chillar con las tierras de Tetuán de un valor muy distinto.
Larios se queda el 100% del suelo hipotéticamente urbanizable en el “mejor solar” de Nerja, entregando el 10% de cesión urbanística en terrenos de ramblas o inundables, y lo mismo hace con el 30% de viviendas de VPO.
Por todo lo cual le pide a la autoridad competente anule el convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Nerja y la sociedad Azucarera Larios S.A.
Atentamente
Miguel Bueno Jiménez
ALCALDE DEL AYUNTAMIENTO DE NERJA

02 mayo 2015

Nerja, luz de tarde.



Tan cambiante como la mar son los días de Nerja, una y mil veces te asomas a sus miradores y una y mil veces te parece ser la primera vez que los ves.

Esta luz de la tarde, con la mar en calma, te hace soñar otros días, hace ya algunos años, cuando te bañabas en el Chorrillo y saltabas desde las rocas al agua una y otra vez antes de subir la cuesta con el bañador aún chorreando agua, y el municipal te obligaba a ponerte los pantalones en el mismo boquete de Calahonda, para poder entrar en el pueblo.

Si en mi caso, que he visto tantas veces la mar desde el Balcón de Europa, no me cansa, espero que a los amigos del blog le ocurra otro tanto y me permitan subir unas cuantas tomas de ayer tarde, primero de mayo, cuando aún en Burriana  los bañistas aprovechaban los últimos rayos de sol  y las calas de Carabeo y el Chorrillo quedaban  desiertas.

Piedra













26 abril 2015

Acantilados de Maro - Cerro Gordo. Nerja.



   Ayer, 25 de abril, quise festejarlo haciendo un recorrido por los acantilados de Maro en Nerja. Una tarde maravillosa. Mientras descubría las primeras flores del año en las jacarandás, tuve la gran suerte de encontrar a las cabras monteses entre lavandas, comiendo sus flores, a la vez que miraban la mar en calma.
   El comportamiento de las cabras monteses ha  cambiado en unos años. Al no estar perseguidas, se han acostumbrado al hombre y no salen corriendo al verte. En muchas primaveras de andar por sierra Almijara solo oía su silbido de alarma antes de verlas. Ahora es muy fácil observarla, tanto en la desembocadura del río de la Miel, como cerca de Cerro Gordo. Con el último incendio de la sierra, se bajaron a la orilla del mar, y al igual que los turistas ya no se despegan de su querencia.
   Ha sido difícil realizar una selección del trabajo fotográfico, son tantas las torres almenaras, las calas, los acantilados y la luz del atardecer, que espero os sirva para haceros una idea de la belleza de estos rincones de Nerja.

   El recorrido se hace por la antigua carretera nacional 340 saliendo de Maro, que también merece una visita.  La carretera tiene muchos apeaderos a lo largo de la costa para poder observar las playas y los acantilados con detenimiento. Al llegar al túnel de Cerro Gordo se toma el desvío a la derecha que nos lleva al mismo mirador de Cerro Gordo, tras algunas paradas intermedias para disfrutar de Nerja y sus acantilados desde lejos.

Piedra













13 abril 2015

Flamencos de Fuente Piedra, Málaga.


 
La laguna endorreica de Fuente Piedra se localiza en el municipio del mismo nombre, muy cerca de Antequera y Campillos. Tiene un centro de observación de acceso  muy cómodo desde la autovía Málaga- Sevilla, a través del pueblo.
La laguna, Reserva Natural, de 1.400 hectáreas,  ha llegado a registrar 20.000 parejas reproductoras de flamencos, además de 170 especies diferentes de aves bien de cría, invernada o paso.
En primavera es un disfrute observar los flamencos desde los diferentes puntos de ojeo.
Nosotros estuvimos  el 10 de marzo y en el camino al centro de interpretación pudimos observar  infinidad de flamencos alimentándose al lado mismo de la carretera.
Conocimos la laguna en la década de los 60 cuando trabajábamos en el instituto “Pedro Espinosa” de Antequera, en esa época casi nadie conocía la existencia de flamencos  en ella, se encontraba sin ningún tipo de protección, era utilizada por cazadores y hasta los años 50 se explotó su sal, como se venía haciendo desde época romana.
Hoy la protección es máxima y si los años vienen secos y no se alcanza el nivel de agua adecuado para la cría del flamenco, se bombea agua desde el acuífero. 
Conocimos el paso de los flamencos por el puerto de los Alazores, en el nacimiento del río Guadalhorce, al  retorno de Cabo de Gata en Almería,  para traer comida a las crías, una noche que acampábamos el lado del nacimiento. Ida y vuelta de los flamencos, Málaga-Almería, para buscar alimento en los años de sequía en Fuente Piedra.