02 febrero 2007

Lector semierótico


La cruda descripción de la realidad de la vida le enervaba. No soportaba leer un cuento de lectura tan directa, en el que se adivinase el final. Necesitaba de las insinuaciones, de un recorrido intermitente, que lentamente le llevase a dejar las gafas en la mesita para acercarse a la historia. Su miopía le daba ventaja y cuando encontraba un texto bello le gustaba adentrarse físicamente y casi tocarlo con su cuerpo. No le importaba las vueltas que tuviese que dar.
A veces cuando encontraba un relato de su gusto lo releía para recitar de memoria. Aún recuerda “Desde el fondo de la platea, se levantó el chino con esa cara que ponen los chinos cuando llegan pronto a su casa”…. (García Márquez)

14 comentarios:

María José (Perseida) dijo...

¿A ti también te pasa?

Perfecto título para un texto perfecto.

Saludos seguidos.

loganfugado dijo...

¿Quién es ese chino?

Piedra dijo...

Gracias, perseida. Una alegría verte por estas tierras que son las tuyas.
Un abrazo

Piedra dijo...

El chino es el ganador de unos juegos florales en "El amor en los tiempos del cólera".
Expresiones

Gore dijo...

Excelente novela de García Márquez y excelente tu forma de contarnos las rarezas de los chinos.
Es un placer volver a leerte.

Amigo piedra, supongo que has vuelto con las pilas bien cargadas, yo las tengo gastadas a punto de exidarse, necesito aires nuevos y más limpios, veremos cuando lo consigo. Un abrazo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

" Conocí un chino...hace mucho y hace tiempo.
Le llamaban Chui para hacer sonoro su nombre en el eco.
llevaba una alforja repleta de recuerdos y sueños.
Tenía unas gafas, grandes, muy grandes para acercarse al misterio de las lecturas y de las cartas que le enviaban de lejos.
Con papá tratábamos de dialogar en la tintorería del pueblo.
Después de estar con él sentíamos haber navegado en los Mares de la China sin boletos...
Conocí un chino... en mi infancia...en Río Tercero, Argentina...hace mucho mucho tiempo"

Con el cariño de siempre para mi querido poeta

Susana ( Camino)

Anónimo dijo...

Apreciado amigo ¡cuánto sin venir a verte! pero llego por fin para decirte que sigues escribiendo con ese toque tan tuyo y tan hermoso. Me pasa como al protagonista de tu escrito; a veces me detengo a releer alguna frase que me llega al alma por alguna razón.



un fuerte abrazo Piedra. :)


Espuma

Piedra dijo...

Susana y Espuma,gracias por vuestras palabras tan halagadoras. Vuelvo un mes a Asturias, ya nos veremos a la vuelta.
Abrazos

CabreHER dijo...

Qué bien vives, amigo Piedra, terminas de llegar y ya preparas un nuevo viaje. Yo tengo todavía el viaje de málaga pendiente, veremos si este mes de marzo se formaliza. Ya me contarás que tal lo pasas en Asturias, a donde también tango intención de viajar pronto.
Salud y pásatelo bien. Un abrazo.

cabreher dijo...

Se me olvidaba, amigo Piedra, lo de Her se refiere a la primera sílaba de Hernández. Un abrazo

white dijo...

Vengo después de muchos días sin poder visitar a casi nadie, ando liadilla, pero me encanta volver a releerte. Por cierto, Susana me visitó gracias a ti, le escribí un correo porque no sé si tiene o no blog, aunque debería, me gustó mucho el comentario que me dejó.
Leo por ahí que andas de viaje, espero que te lo pases muy, pero que muy bien. Besitos

loganfugado dijo...

Hola Piedra. Las coquinas han estado momentáneamente en suspenso pero vuelven con, espero, la misma intensidad pero desde distinta ubicación:
http://continuidaddelascoquinas.blogia.com
Saludos