05 noviembre 2007

Un día de otoño



¿Era a las nueve o era a las diez?
Sobre las diez. Coprinos sin vino. Camino de Santiago o camino a Nueva de Llanes. Eucaliptos con cantarelos, algo bueno. Explosión de un cometa visible como una nube, es un decir o eso dice el periódico
Ajo, aceite y pimienta !Qué ricos los coprinos! Los cantarelos al sol, otro día será. Un pisto con chorizo y agua para beber.
Me llamo Kendra. La espera se alarga, pronto será.
Hoy no hay polvo, mañana caerá.
Llanes al cubo, carpa del muelle. Concejo desde el cielo, Piedra al fondo a la derecha. Tonada bien cantada, Chocolate con churros cargados de azúcar. Marea baja, barcos de costado. Paseo del puerto a la sombra de las farolas.
Amigos que se van, amigos que pronto vendrán
Nerja a lo lejos. Mi madre al teléfono, tan cerca. Sevilla.
Foto de Áyobe de reojo, amor de abuelo. Correos que vuelan, reparten la dicha y !oh! técnica, leo las respuestas desde el sillón de la casa.
Roma, Francesca y Fulvio con Giulio o Guisto o Ius o Giú o Justo. Navarro no, granadino. Leo FINALMUSIK, dicen que novela. ¿Será ensayo?
Ayer Gibson me contaba su vida y rezaba como novela, hoy Justo Navarro me cuenta unos días en Roma y no parece una novela. Leo y recuerdo al chino que se levantó desde el fondo de la platea. Márquez y su novela.
Babelia viene completa:
Inédito de Cortázar. Mi admirado Muñoz Molina. Qué maravilla cuando recuerda a los aceituneros de su pueblo, que al igual que me ocurre con García Márquez, me vienen siempre a la memoria al leer algo nuevo de él. Manuel Vincent escribe sobre Lampedusa o Giuseppe Tomasi escribe sobre él.

Fotografía: otoño en el Ponga. Asturias.

8 comentarios:

loganfugado dijo...

¿Y qué hubiera sido de nosotros sin don Julio? Ni premios, ni reyes, ni lucas, ni manuel, ni rayuela, ¿se puede imaginar un mundo sin rayuela?

Miguel Bueno dijo...

Ya se que, como Enrique, eres un fiel de Rayuela. Y mas de una vez he leido textos tuyos donde te inventabas palabras maravillosas. Vi las fotos de Hugo. Enhorabuena por tanta dicha. Expresiones.

GORE dijo...

Ese ir y venir a salto de mata en "Un día de Otoño", muy bien podría ser un poema de gran calidad, como lo es en prosa, ya que sólo se diferencia en su estructura.

Amigo Piedra, con tu estilo inconfundible y personal, siempre me sorprendes con algo novedoso.

Y no te preocupes porque no tengamos clientela o visitantes en los blogs, peor para ellos, pues no saben lo que se pierden.
Un abrazo

Miguel Bueno dijo...

Amigo Gore, no se como darte las gracias por tus palabras que tanto me animan. La foto del otoño la hice ayer en los bosque del Ponga (Asturias).Expresiones

white dijo...

Me encanta el otoño, con sus colores y sus evocaciones. Vida vivida en saltos de letras.
Un besito paisano

Miguel Bueno dijo...

Querida white, dichosos los ojos que te ven por estos andurriales. Me tenías preocupado por tus largas vacaciones en tu blog. Expresiones

NOFRET dijo...

Todo un gusto leer este texto completo, Piedra! aunque he de reconocer aquí que algunos datos hubo de darme Piedra para que pudiera comprenderlo... (ya saben de mi anencefalia...)
Pero una vez que lo entendí, hasta me inspiró escribir algo parecido! (no plagiarte, Piedra! sino relatar un día cualquiera de nuestras vidas)
Y no me hubiera imaginado que esa foto la sacaste tú, parece tomada desde un helicóptero! ¿cómo hiciste? Está preciosa!
Y cuántos viejos amigos andan por aquí!
Saludos a todos! :)

Miguel Bueno dijo...

Gracias Nofret, por tus palabras tan amables. La foto está hecha desde una carretera frente al hayedo en un valle muy estrecho y profundo, el que forma el rio Ponga en el consejo asturiano del mismo nombre.Un abrazo