10 septiembre 2010

Ribadesella





Érase un país de ensueño, donde un día de mar en calma, un marinero trajo una palmera de las Islas Afortunadas. La plantó de espaldas a la montaña, mirando la mar, para que no perdiese la querencia de su tierra, allá en aquellos mares cerca de ultramar. Olvidose que las palmeras unas son machos y otras hembras, y para que den fruto han de vivir en pareja. Y ahí me tienes a la palmera, mirando todos los días la mar, por si el marinero tiene a bien traerle un compañero de aquellas tierras canarias donde florecen las palmas.

15 comentarios:

ALEX dijo...

Preciosas fotos y curioso post. He estado en Ribadesella y es preciosa...Gracias por compartir estas tomas.
Un saludo

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito relato!

Esta casa la conozco al igual que la zona, todo es precioso.

Besos

ñOCO Le bOLO dijo...


En ese paseo, con esas casas, casonas mirando a la playa, es cuando te das cuenta de que te has equivocado de profesión. En sitios como ese hay que ser, directamente, rico. Lo demás, es perder el tiempo.

Saludos

CR LMA
________________________________

Anónimo dijo...

Pobretica, esperando a su palmero...

Rafael dijo...

El anónimo soy yo, Rafa.
Expresiones

Montañas de Gordón dijo...

Por Ribadesella hace mucho, mucho tiempo que no paso... pero no podré olvidar en la vida esa playa de cantos rodados que casi me destrozan los pies... ja, ja, ja... eso sí... disfruté como un enano...
Un saludo...

Hellag dijo...

que lugar tão bonito! a 1ª foto está incrível! :)

Anónimo dijo...

¿Cómo se sabe si una palmera es un palmero?
Nos ha tenido todo un mes en secano.
Bonito lo que has escrito y fotografiado desde que has vuelto de tus tierras pacandesas.
Un saludo desde Villanueva, en plena meseta. Desde ahora me fijaré en todas las palmeras por ver qué son.

Sara dijo...

Miguel! ahí mismitito, esta primavera, me saqué una fotografía, el día de la carrera de caballos...y es que a Ribadesella desde Llanes, es un momentín y hacemos ese camino muy frecuentemente.
Abrazote llanisco-gordonés o lo que es lo mismo, asturleonés jajaajja.

Mariluz dijo...

Qué bonito es Ribadesella, y qué fotogénicas las casas de los Inidanos. Te transporta a otras épocas.
Besos!

BEATRIZ dijo...

hermosisimas fotos Piedra, aunque no puedo escoger entre la leyenda de las palmeras o...las imagenes, son encantadoras.

Un abrazo.

calata dijo...

precioso sitio, ya lo creo y merecedor no de una, sino de mil y un palmeras.

saludos

Miguel Bueno dijo...

Gracias a los amigos por sus comentarios.
Las palmeras canarias y las datileras son dioicas, tienen las flores de cada sexo en pie distintos. Se reconocen por ser las hembras las que dan dátiles (fruto).
Otras muchas palmeras son monoicas tienen en el mismo pie flores masculinas y femeninas.
Expresiones
Piedra

Rafa pabernosmatao dijo...

Y yo que creía que las monóicas eran alas que trepaban los monos... !!Pabernosmatao¡¡

carmen dijo...

Qué bonita fábula! Ojalá se cumplan los deseos de la palmera... también. Graciñas por esta delicadeza, bicos.