19 agosto 2011

Pacanda. Asturias












Son muchos los amigos que me preguntan por Pacanda, hay incluso algunos que dudan de su existencia. Pacanda es tan real como la vida de unos abuelos con su nieto, paseando el gran camión por sus vericuetos y llamando la atención de los vecinos acostumbrados al silencio de sus calles.
Parando en la bolera para contarle un cuento, mirando los prados y el bosque al pie de la montaña, con las vacas tan tranquilas sin inmutarse por nuestra presencia.
Hoy muestro un retazo de nuestra Pacanda, en un día que tocó plantar un árbol, acercarse a los caballos, mirar pastar los corzos, volver a pasear con el camión, recoger nueces del camino y disfrutar de verlas comer al nieto.
Sí, Pacanda no es un sueño, un sueño es pasear con el nieto, su padre y la abuela por sus caleyas, entre prados y casas, tan cerca de la montaña, que muchos días las nubes se quedan a vivir sobre la piedra y Pacanda toma una luz especial, entre verde y gris, como pueblo serreño que es.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pacanda, verdadera maravilla. El abuelo, maravillado con los juegos de su nieto.
Expresiones del compadre.

gladys dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gladys dijo...

Yo creo en Pacanda Piedra y en el sueño de ese niño que ya plantó su árbol

Mónica dijo...

qué chulo. y las hortensias preciosas.
Es una flor que siempre me recuerda a Francia.

www.artesanodefotos.com dijo...

Qué ilusión me ha hecho ver a mi niño plantar su primer árbol.
Espero que hayáis disfrutado mucho de este tiempo juntos.
Un beso enorme, me habría encantado estar estos días allí.
Ana

Bibliolibre dijo...

¿Cómo se puede obtener la ciudadanía pacandesa?
¡Qué grande está ya mi niño!
Y las caras del padre, la abuela y el abuelo son totalmente pacandesas
¿Os quiere ya más el sol?
Se te ha olvidado poner qué árbol estáis plantando...puedes estar orgulloso...has plantado árboles, has tenido hijos y has escrito libros en plural.
Desde el sur del sur os echo de menos.
Un abrazo

Ada dijo...

Es verdad que Pacanda parece tener nombre de pueblo de novela de García Márquez...Dicen que en esta vida para ser completos hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. A mi me queda uno...

Fábio Martins dijo...

Imagens belas! Só esse verde da natureza, cativa-me logo