13 noviembre 2011

Muelle de la Reina, Huelva.

-->

Las barcas miran de reojo a la Santa María y le preguntan qué fue de tanto orgullo, qué de tanta gallardía, dónde el valor que se le supone, para qué tantos blasones.
Ahora, aunque sople el viento del norte y la marea levante la proa, la nao, presa con mil maromas, envidia la libertad de las barcas que salen de pesca a la alborada. Sueña con las singladuras de antaño, cuando surcaba los mares sin rumbo conocido, a la ventura de los vientos.
Quisiese ser libre como la barcas marineras, aunque sólo fuese para salir al encuentro de los ríos y otear la mar de cerca, allí donde el aire saca espuma blanca de las azules aguas. Poder izar las velas y dejarse llevar al socaire, por ver si otros mundos son posibles, que este está ya muy visto y a pesar de los años transcurridos,  no mejora en nada. Los pobres cada día más pobres y los ricos doblando sus riquezas.



 





Piedra

7 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

la primera foto me encanta, transmite soledad y mucha belleza.

Besos

montse dijo...

Muy bonitas estas imágenes de las barquitas pequeñas para hablar de esta posibilidad y esperanza de que hubiera un mundo mejor... Ojala fuera posible!! Me resisto a perder la esperanza, pero no lo veo nada claro!!
Me han gustado tus palabras para expresar este sentimiento!!
Un abrazo.

Olegario dijo...

Estupendas las fotografias que acompañan tu reportaje, en este muelle de mi segunda tierra donde vivo hoy en dia.
Muy cerca de aqui salió Colón, en su día. ¿No quedará, como tú muy bien dices, algún mundo nuevo que descubrir?. Felicidades y un abrazo.

Espuma dijo...

Libertad, sí, los barcos dan esa sensación, a mí, la libertad, me la recuerdan mucho las aves, sobre todos las que emigran, las que surcan los aires, pero los barcos también dan sensación de liberación, y ese mar azul... ¿puede existir algo más bello y libre?

abrazos amigo

Japy dijo...

Vaya juego que dan esas barcas solitarias. La primera foto es una pasada. Saludos.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Siempre transmiten clama y sosiego. Son imágenes relajantes.
Esta semana veré esos mares, desde Cádiz... que me sonará a gloria.

· Salud·os

CR & LMA
________________________________
·

elena nuez dijo...

siempre que miro estas pequeñas barcas me sereno, gracias por este remanso de paz!