06 diciembre 2011

Mi madre


-->
En estas tardes lentas, fuera del tiempo, ajeno al caminar de la calle, sentado junto a mi madre, cansada, muy cansada de una vida ya cumplida a sus cerca de 98 años, siento su respirar como un aliento suave y dan ganas de respirar con ella.
La vida se escapa entre los dedos impotentes y parece toda  una conquista el poder robar un poco de tiempo a la eternidad, como si fuese un triunfo de las horas.
Cada sencillo movimiento, el secarse la boca, el coger una servilleta, da un hilo de esperanza de que llegue la ansiada mejoría y mañana sea un día distinto, aunque en el fondo sepa uno que la batalla está perdida, que las cartas están marcadas y el juego predeterminado.
Es ley de vida, dicen como consuelo, sin consolar a nadie.
Solo queda mirar hacía atrás y ver la dicha de los caminos recorridos, la lucha por los estudios de los hijos y ver como todos acabaron sus carreras, los nietos montando el teatro en el jardín de la casa y ella disfrutando de ver la alegría del abuelo, y estos días recientes con los biznietos, cambiándole la cara cuando alguno le hacía una gracia.
Besos.

49 comentarios:

seva dijo...

Bonito, natural y fresco retrato nos presentas Miguel, que como suele decirse; "madre no hay mas que una"
Encantado de conocerla y espero que la puedas retratar muchas veces mas, un abrazo desde Reinosa estimado amigo.

Nerim dijo...

Que 98 años tan bien puestos, está guapisima. Hace unos días leí que:

“Ser mujer, es llorar callada los dolores de la vida y sonreír en apenas un segundo.
Es tropezar, caer y volver a caminar.
Ser mujer es ser elegida para traer vida al mundo.
Ser mujer es ser princesa a los 15,
bella a los 25,
pasional a los 35,
inolvidable a los 45,
dama a los 60,
especial a los 75
y hermosa toda la vida"

Un fuerte abrazo

Esmeralda dijo...

Nos enseñas a una madre maravillosa.

Se que en estos momentos todas las palabras sobran. No obstante, se de que hablas. estoy contigo.
Un fuerte abrazo

Ada dijo...

Una preciosidad de madre. Fuerza, amigo, y aceptación!

Esmeralda Torres dijo...

Escuché por ahí que "No hay vidas largas ni cortas, hay simplemente vidas" y la de tu madre es así, una vida llena de vida aún a sus 98 años. Hermoso lo que escribes para ella y para nosotros también.

BEATRIZ dijo...

Siento ternura y a la vez privilegio de compartir tiempo con personas mayores, de pronto ataca la tristeza de lo inevitable, pero hoy, es el día de la vida, mañana Dios dirá...lo dices tú.

Saludos.

Pi dijo...

Precioso, Miguel. Los que tuvimos la suerte de conocer a Enriqueta, veíamos en su rostro esa dicha que comentas. Como dices, no es un consuelo pero, al menos, queda la satisfacción de que disfrutó de la vida hasta esos últimos minutos, aferrada a la mano de su hijo.

Expresiones,

- Pi

Rafa pabernosmatao dijo...

Lo que perdura, por siempre, sin caducidad, es el cariño. Saberse tan querida, posiblemente, es lo único que ha metido en la maleta. Ni siquiera eso, no hace falta ni maleta, ese amor se lleva puesto. Es una suerte ser amigo de una persona que reparte tanto cariño.
Un fuerte abrazo en estos momentos difíciles, mi entrañable amigo, amigo del alma.

pitufina dijo...

Hoy la despedimos en su Nerja natal, en su casa de la ermita, la de las rosas que desde que ella no las cuida andan tristes.¡Hasta siempre Enriqueta!

Bibliolibre dijo...

Tenia miedo de haber vivido tanto que nadie la pudiera acompañar en su despedida.
Pero allí estaremos todos los que aprendimos de ella en vida lo que es sentirse siempre bien recibido como si al llegar a su casa estuvieras en la tuya.
Un abrazo

ANRAFERA dijo...

Entrañable entrada.
Buen retrato, muy natural y precioso texto.
Un abrazo.
Ramón

Lito dijo...

Entrañable retrato y emotivo relato. Mejor mirar atrás.Ánimo.
Un abrazo.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Envidiable, con hijos, nietos... y el abuelo.
Es ahora tiempo de aprovechar cada segundo, de devolverle lo que a lo largo de eso 98 años os ha ido regalando.
Felicidades.

· un abrazo

CR & LMA
________________________________
·

Goathemala dijo...

Y también queda, solemne, la belleza descarnada y repleta de amor de este texto. Felicidades.

Mj Sierra dijo...

Te dejo un abrazo caluroso, amigo...
Sé lo que significa esa pérdida única en sentimientos, en olores, en miradas, ...sobran siempre las palabras.

Mabel dijo...

Querido amigo, recién me entero que se marchó esa mujer tan bella pese a sus 98 años, su rostro
refleja felicidad y pudo irse como vivió, rodeada de tanto amor. Mi mas sentido pésame. Te envío a ti y a tu familia un inmenso abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que estupenda forma de decir las cosas. Y es que una madre, es siepre una madre

Saludos y feliz fin de semana.

Miguel Bueno dijo...

Estimado seva, gracias por tus letras, una pena no poder cumplir tu deseo.
Un abrazo
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Querida Nerim.
Gracias por las letras que dedicas a mi madre.
Besos
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi querida Esmeralda. Gracias
No olvido la promesa de enviarte mi libro.
Expresiones
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi Ada, gracias por los piropos.
Un abrazo
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Querida Esmeralda Torres, se que en vuestra tierra es todo un orgullo el tratamiento a los familiares que se fueron. Muy agradecido
Abrazos
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi Beatriz, tantos años juntos en la distancia crean lazos muy fuertes. Gracias por tu consuelo.
Un abrazo
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi querido Ernesto, cómo daros las gracias por tantos años que habéis compartido con mi madre. Ella estaba muy orgullosa de vosotros.
Abrazos llenos de expresiones
Piedra

Marina dijo...

Un abrazo para tí un uno bien fuerte para tu madre...desde el umbral de la noche

Miguel Bueno dijo...

Ay, mi Rafa, qué palabras tan bonitas.
Qué decirte que ya no sepas, para la abuela eras más que muchos nietos.
Besos y expresiones
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi Pitufina, un abrazo muy grande y muchas gracias por haberme traido a este mundo que no tiene nada de virtual.
Besos
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Cuñá, gracias por todo el cariño que le dabas en vida. Siempre preguntaba por los tuyos.
Un abrazo
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Ramón, muy agradecido pero la belleza de la foto no es culpa del fotógrafo.
Expresiones
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Estimado Lito, es lo que queda: mirar atrás. Gracias.
Abrazos
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi querido ñOCO, tantos años compartiendo textos y vivencias crean lazos muy fuertes. Muy agradecido
Expresiones
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Goathemala, preciosas tus palabras. Se agradecen en todo su valor.
Expresiones
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi Perseida, cuantos años juntos. Te agradezco tus palabras y tu encantadora presencia en Nerja visitando a mi madre.
Abrazos
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mabel, tú que conoces el dolor de las despedidas tan cercanas, sabes muy bien de mis sentimientos.
Un abrazo en el dolor compartido.
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi querido amigo montillano. Precioso tu comentario, muchas gracias.
Abrazos
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Marina, gracias por tus palabras.
Besos
Piedra

Montañas de Gordón dijo...

Amigo Miguel...
En primer lugar felicitarte por la madre que tienes... seguramente es una gran persona.
En segundo lugar disfruta de ella todo lo que puedas... nunca se sabe cuando será el último día.
Y finalmente ánimo, yo se por lo que estás pasando y se que nunca se debe de perder la esperanza... y si el final llega quedarse con lo bueno que ella ha dado en su dilatada vida.

Un abrazo y hasta pronto amigo.

gladys dijo...

Piedra, estos días he estado releyendo los textos y fotos en la que tu madre fue protagonista y en todos ellos hay una constante: la alegría de vivir.
Esa es la lección que todos debemos aprender.
Un abrazo,

Espuma dijo...

Miguel, ya te dejé un comentario en el Andurrial, pero quiero además decirte, que tenías una madre muy guapa, que debéis pensar todo lo bueno que habéis compartido con ella, y que es algo muy grande tener una madre hasta esa edad, así que habéis tenido mucha suerte de tenerla al lado tanto tiempo.

un abrazo muy fuerte.

Espuma

Olegario dijo...

Hoy no quiero colocar,
en vuestro blog un comento,
solo os quiero desear,
felicidades sin cuento.

Miguel Bueno dijo...

Mi amigo gordonés, se que pasastes hace muy poco por un trance parecido.
Te agradezco tus palabras de esperanza.
Un abrazo
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Gladys, compañera en tantos años, con sus alegrías y penas. Hoy toca otra puntada negra, y van tres muy recientes.
Un abrazo lleno de cariño.
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Mi Espuma, te agradezco con todo el alma los piropos a mi madre, en verdad no puedo quejarme, he disfrutado muchisimos años de su cariño.
Un abrazo lleno de expresiones
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Querido Olegario, gracias por tus letras.
Un abrazo
Piedra

Mª Angeles y Jose dijo...

A esta vida venimos para aprender y sufrir, aunque parezca que todos te dicen lo mismo, la cruda realidad "Es ley de vida"

Por lo menos tiene la oportunidad de vivir muchos años entre los suyos, esta muy guapa.

besos

Miguel Bueno dijo...

Mis amigos de Yecla Mª Angeles y Jose, gracias por vuestra visita, se esperaba.
Abrazos
Piedra

Anónimo dijo...

Muy bien relatados tus sentimientos: auténticos, que lo sé.
Un abrazo fuerte. Expresiones del Compadre.

Miguel Bueno dijo...

Mi compadre, se aprecia tu gran corazón.

Un abrazo
Piedra

Anónimo dijo...

¡ Que quieres que te diga, Miguel !

Llevamos cuarenta años juntos y eso da tiempo para mucho. Desde perdernos entre aulagas por la sierra, hasta disfrutar de las pequeñas escenas hogareñas alrededor de Enriqueta.
La última vez con mis nietos en su jardín.

El tiempo pasará, pero las experiencias acumuladas contigo mantendrán viva en mi la imagen de Enriqueta, como tu madre y como mi familia, porque tú, vosotros, sois mi familia.

Te escribo desde la seguridad de que tu madre estará siempre contigo. Con mas fuerza a medida que pase el tiempo. Y los sentimientos de admiración y de plenitud que reflejas en tu último post sobre Enriqueta, se irán acrecentando en ti. Sus desvelos, su tesón por sacar su pollada adelante, la dulzura de los últimos años y la sonrisa que brotaba desde lo más profundo de su ser, cuando yo la besaba.


Desde Tenerife, con amor.


Juan Miguel y Maricarmen