01 enero 2012

Torrijos y Picasso, Málaga










Durante los largos años de la dictadura, el general Torrijos y Pablo Ruiz Picasso fueron dos personalidades ajenas al vivir de los malagueños.
Aunque se mantuvo en pie el obelisco homenaje a Torrijos y sus 48 compañeros fusilados en la playas de El Bulto por defender la constitución de Cádiz en contra del absolutista Fernando VII, estaba tan cubierto de laureles y buganvillas, que no se podían leer las proclamas en honor de los mártires liberales.
Ni que decir tiene que Picasso y su obra, fueron tan denigrados, que muy pocos conocíamos su casa natal, ocupada muchos años por una tienda de ultramarinos.
Hoy la plaza de la Merced es un espacio abierto en homenaje a Torrijos  y a Picasso, destacando en todo su esplendor el obelisco a los liberales y la estatua del genial Picasso sentado al sol, en la puerta de su casa.
Si a esto añadimos que en la última remodelación, gracias a la lucha vecinal, se ha conservado la barandilla decimonónica, que rodea toda la plaza, y se ha conquistado para los peatones toda la fachada norte, no podemos sino alegrarnos de la cosmopolita Málaga de hoy, donde las palomas miran tranquilamente la plaza desde el mismo balcón que lo hacía Picasso niño.

5 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Cuando estuvimos en Málaga mi familia y yo, encontramos a Picasso en casi todos los rincones, lo cual nos alegró mucho, porque tradicionalmente nadie es profeta en su propia tierra, él lo es para variar.

Saludos y feliz año 2012 para ti y los tuyos.

Bibliolibre dijo...

¿Estás seguro que la casa en la que dicen que nació Picasso es la verdadera?
Pregunta, Miguel, pregunta porque creo que no está nada claro.
Un beso
Bibliolibre

Miguel Bueno dijo...

Es cierto, es la que pudo comprar el ayuntamiento. Después de tanto tiempo sin querer saber nada de él, cualquier cosa valía. Expresiones.
Piedra

Elchiado dijo...

Pedazo de foto... corrijo, de fotos. Bonito rincón... me voy a curiosear un rato a ver si encuentro algo de la Almijara, algo visual, porque el poema está en caminarla y descubrirla. Un abrazo y feliz año

Esmeralda Torres dijo...

La fachada con las ventanas me encantó, visitar tu espacio es todo un paseo virtual!