19 enero 2015

Torre del río de la Miel. Después de tantos soles y vientos



-->
   Después de tantos soles y vientos no aprendía, el veterano seguía dando la tabarra con la torre medio derrumbada.
-    Hay que procurar que no acabe de caer al mar.
-    Eso no vende, a la gente le interesa muy poco unas ruinas más o menos, y no te digo en una época de crisis económica. No se puede decir en una campaña electoral, sería molestar a los votantes.
- ¿Y su valor paisajístico, histórico y sentimental?.
- ¿Qué es eso de valor sentimental? Las urnas no tienen sentimientos.

Y acordaron también callar lo de destruir toda la vega para llenarla de casas.
-       Mira que poner todos los huevos en el mismo cesto es una imprudencia, sabéis dónde nos ha llevado la burbuja inmobiliaria.
-       Hay que ser positivo, no se puede decir eso, nadie nos votaría. No saben ni dónde está la vega, poco les va  a importar lo que hagan con ella.
-       Tienen muchos lugares  donde construir durante muchos años, todos paralizados por el estallido de la burbuja.
     Tenemos que aprovechar el cambio climático para cultivar todo tipo de frutos tropicales, aguacates, mangos, logan, etc. desarrollando una agroindustria derivada de esos cultivos. Y explicar que las parcelas abandonadas sin cultivar, por pura especulación urbanística, pueden ser cedidas a particulares o como huertos familiares.

-       ¿Podemos decir que las propuestas de campos de golf son todas un puro engaño? Los campos de golf no son rentables, el hipotético negocio es llenarlo de viviendas a su alrededor, sacar un dinero rápido con la construcción y hambre para mañana.
-       Bueno, no nos votaría nadie.
-       Entonces tenemos que engañar a los electores diciendo lo que quieren escuchar, aunque sepamos que va contra sus propios intereses, interesando únicamente a  una minoría especulativa. Pues vale.

              Miguel Bueno

5 comentarios:

E. Rodríguez dijo...

Ojalá no les vote nadie.
Buena instantánea Miguel, la verdad que lo que más pena me da es que nosotros no valoremos estas cosas hasta el punto de defenderlas. Qué lejano suena a veces eso de defender algo nosotros.
Saludos

Esmeralda dijo...

Buena foto Miguel de ese paisaje con torre todavía vigilante ..... a ellos les importa poco el paisaje , el medio ambiente, mejor ... no les importa nada... una pensar que esto no cambia...

Abrazos

ANRAFERA dijo...

...van a lo que van!!
Las propuestas iniciales una vez adquirido el voto cambian de manera radical.
Precioso paraje el que nos muestra en esta toma.
Un abrazo.
Ramón

tecla dijo...

Nada más entrar por tu puerta, descubro que la cabeza de esa piedra se parece a la Virgen del Carmen de mi pueblo.
Está siempre pensativa mirando al mar.
¿Y la quieren tirar?
Atajo de maleantes.


Casquémosles fuerte que es lo que se merecen.

ñOCO Le bOLO dijo...


Engañar a los electores es parte fundamental de este invento que nos hemos dado llamado democracia de baja intensidad.
Formar e informar no puede interesar a los grandes intereses. Pan y circo, mientras. Y cada cuatro años, o así, fiesta.

· unos abrazos MyM

· LMA · & · CR ·