13 marzo 2015

Repoblación del “Castañeu” de San Antolín de Bedón. Llanes.




   Lorenzo quiso sumarse a la fiesta. Fueron dos días primaverales, el 6 y 7 de marzo, con un sol estupendo y una temperatura ideal.

   El viernes 6 , plantamos los castaños en el “castañeu” de San Antolín de Bedón. Con ayuda de una excavadora mecánica, se hicieron los hoyos de 1x1 m.  en una tierra estupenda, muy permeable y suelta a pesar de la lluvia caída en gran cantidad durante los días anteriores. Nos ayudaron  los jardineros Marco Antonio y Francisco de los Carriles,  junto a nuestros amigos Carmen y Alfonso venidos de Santander y Coté llegada de Oviedo para la ocasión.



   El sábado tuvo lugar la gran fiesta de los castaños, con más de 100 amigos que tuvieron la gentileza de acompañarnos en día tan especial. Algunos vinieron de Santander, de León, de Oviedo y de todos los pueblos de la zona, Nueva, Cardosu, Hontoria, Villahormes, Naves, Posada, Niembru, Bricia, Celoriu, Piedra, Porrua etc. Un recuerdo especial  al gran número de los amigos de la Iglesia de san Antolín de Naves que además de ayudarnos  desde que iniciamos el proyecto de repoblar el “Castañeu”, aportaron las viandas y su inestimable calor humano a la fiesta. También agradecer a los gaiteros de Piedra y Naves el disfrute de sus gaitas que hicieron la fiesta más asturiana si cabe.



    Se plantaron 18 castaños dentro del espacio del castañeu, todos los que cabían  a un marco de 10 m. . En algún caso tuvimos que ponerlos junto a los sauces del monte por descubrir un manantial al hacer uno de los hoyos. El 19 dedicado a nuestro amigo Bernardo García (q.e.p.d) se plantó frente al castañeu, a la izquierda del camino de acceso a la iglesia.  Los castaños restantes de dedicaron a nuestros dos nietos Áyobe y Rico, las dos playas de Naves: San Antolín y Gulpiyuri, los pueblos de la zona con representantes para la ocasión : Naves, Posada, Niembru, Villahormes, Hontoria, Cardosu, Nueva, Celoriu y Piedra.  El jardinero Marco Antonio, la familia Pesquera que nos facilitó su finca para la plantación, nuestras amiga Tita y Mariceli  de la ferretería de Posada  (Mariceli que se había casado en el monasterio, tenía una gran ilusión en apadrinar un castaño ), Alba Armas hija de nuestros amigos Fernando y Cristina de Posada y nuestra amiga Raquel de Piedra, que tuvo el detalle de compartir el padrinazgo con Javier y Blanca amigos de León.

El castaño número 20 se plantó en Piedra muy cerca de Pacanda por nuestros vecinos y amigos Máximo y Rosa.

   Recordar a nuestra amiga Carmen Falcon, que desde Galicia nos proporcionó el contacto con los viveros Boibel Forestal S.L que nos sirvieron los plantones de más de 2 m. híbridos, resistentes  al maldito hongo fitóstera  que tanto daño ha hecho en los castañares.

   Solo me queda agradecer  a nuestro amigo Guillermo Fernández Buergo, el seguimiento entusiasta que durante varios días hizo en  el periódico “El Comercio”, así como  a su compañero Emilio G. Cea de “La Nueva España” y a los reporteros de la televisión asturiana sus reportajes del evento.

Expresiones afectuosas para todos



Piedra



Fotografías :ñOCO y Piedra

















3 comentarios:

carmen dijo...

Si bien lamento no haber podido estar para respirar en vivo esos momentos emotivos, sin apenas haber hecho nada me siento partícipe del precioso, del valioso reforestar que, Miguel, yo digo que es mérito tuyo al 99,99 % y también que nos hayamos contagiado de tu entusiasmo.
Qué bonito es eso de que cada castaño haya recibido su nombre con un abrazo... me gusta pensar que en tiempos venideros más laícos, a ese Castañeu se le llame del Bueno, siendo de lo mejor. Gracias por todo!!!

Esmeralda dijo...

Que feliz y contento has de estar de ver realizado tu sueño y que feliz de verte rodeado de tantos amigos .... me alegro como si hubiese estado allí.
.... las fotos perfectas, las de los dos, para tenerlas siempre en el recuerdo.

Un abrazo

ñOCO Le bOLO dijo...


Cuando uno tiene un sueño ya tiene hecho el comienzo del camino que le llevará a cumplirlo.
Cuando se realiza un sueño, éste deja un sueño heredero para que alguien lo tome de su mano para cumplirlo... y así sucesivamente.
Tu sueño ya está cumplido. Ahora, otros de los muchos asistentes a la plantación de esos veinte hermosos castaños tiene en sus manos la posibilidad de continuar tu obra.
En un futuro, veremos esa zona con hermosos castaños. Todos darán un puñado de castañas con tu nombre. Seguro.
El día fue fantástico. Habrá que repetirlo.
Enhorabuena y gracias por tu iniciativa.

· xprsns MyM

· CR · & · LMA ·