20 septiembre 2016

Saro, Cantabria. Valles Pasiegos.



Saro es un municipio cántabro a 30 Km. de Santander, en la comarca del Pas-Miera, con unos 500 habitantes entre el propio Saro  y su anejo Llerana.
Eminentemente ganadero, aún se ven por sus prados las “vacas pintas” lecheras, que se han perdido de muchos pueblos astures.
Esta mañana, cuando hemos dado el paseo por sus calles, mediados de septiembre, estaban secando al sol, en las puertas de casa, las vainas de las fabes,  acabadas de recolectar, para conservarlas y preparar durante el año el tan apreciado “cocido montañés”.
El caserío es un bello muestrario de la arquitectura barroca cántabra, tanto en sus casas de hidalgo, de sillares calizos, que muestran sus grandes escudos heráldicos en las fachadas, como en las viviendas populares, mas sencillas, pero repletas de flores en sus corredores de madera.













3 comentarios:

tecla dijo...

Me quedo boquiabierta con estas casas tan bonitas, acogedoras y entrañables.
Qué ganas tan grandes de habitarlas, sonreír, tener conversación, hablar de cosas.
Te he leído a medias por ahí algún relato que me ha emocionado.
Voy a ver si lo encuentro.
Un abrazo.

tecla dijo...

¿Todas estas casas están en Pacanda?

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Pacanda es mucho más humilde y sin título de hidalguía.
Ya sabes que Pacanda es un sueño.

Expresiones

Piedra