16 marzo 2005

Elogio del distinto


Nací en el límite. La frontera era Granada. De niño me gustaba jugar a caballo sobre los mojones y decir que estaba a la vez en Málaga y Granada.
En Granada me notaban raro el habla: "Tú no eres de aquí".
En Málaga me decían que no era malagueño. No he parado de dar explicaciones.
En Sevilla conocí maravillas.
Descubrí otras tierras y me hice asturiano en Asturias. ¡Cuantas noches compartí el mismo vaso de sidrina con ellos!.
Me hice turco en Estambul, con el recién conocido que me abrazaba llamándome fratelo cuando le dije que era español.
Egipcio en el Cairo, cuando hablamos que venia del Al-Andalus.
Canario cuando me preguntaban en Tenerife: ¿ De qué isla eres?
Marroquí en Marraquech, cuando se interesaban porqué era la tercera vez que les visitaba.
Holandés, sentado en un banco de una plaza de Alkmaar hablando con un holandés cada uno en su idioma y nos entendíamos.
Cubano en la linda Habana, disfrutando de ese castellano tan bonito a mi oído.
Italiano, saboreando la belleza de su idioma, charlando con ellos
De Tereñes, muchas veces en las romerías asturianas.
- ¿De Tereñes?
- Si, es que emigre muchos años a Venezuela.
- Ah.
Hoy que tengo amigos madrileños, suizos, holandeses, sirios, marroquíes, granainos, sevillanos, nerjeños, asturianos, catalanes, ingleses, vascos, yanquis...
No tengo patria.
Como me decía mi admirado Jorge Guillén:
- ¿Patria? ¿Cuantos muertos?
Cuando veo pasar por la calle donde vivo gente de todos los colores y de todos los sitios, me digo: este es mi mundo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ha salido muy bien, Expresiones.

Anónimo dijo...

No soy anónima, soy una pitufa.

Espuma dijo...

este estupendo relato, que ya había leído y vuelvo a releer, me encantó.

Piedra ¿cómo te va con tu nueva casa?

white dijo...

se es más feliz si eres capaz de sentir a tu vecino como amigo, así siempre veras otra tierras como tuyas y las apreciaras y las viviras. Muy bonito

Gore dijo...

Amigo y paisano Piedra, una vez más me recreo en tu excelente texto, con tu estilo característico y lenguaje peculiar de nuestra bendita tierra. Un abrazo.

miguel bueno dijo...

Falta el último renglón que dice:
Este es mi mundo

Guanachinerfe dijo...

Hermoso texto que expresa toda una filosofía de vida.Yo también soy guanche de adopción, de ahí mi nombre. Saludines.

ñOCO Le bOLO dijo...


· No existe más que una ciudadanía, la del mundo... que debemos dejar abierta, sin fronteras, por si acaso no formamos parte de otra ciudadanía mayor.
No hay más banderas que un trapo blanco, lo otro...
aquí: http://ovnmphotos.blogspot.com/2009/10/bandera.html

· un abrazo

CR & LMA
________________________________
·