29 marzo 2009

Llueve a lo lejos en la mar


Llueve a lo lejos en la mar.
La ola se deshace impotente en diminutas burbujas de aire. El mar enfurecido se cubre de espuma. Toda su fuerza queda reducida a un manto blanco, como de leche derramada. El sol quiere buscar un hueco entre las nubes para mirar qué es de tanta bravura, y se retira al comprobar que todo fue nada, que hoy ni la mar está bravía, ni las olas levantan sobre el malecón la espuma blanca.
A lo lejos llueve; una nube despliega su cortina gris sobre la mar. Por fin los peces probarán el agua dulce, disfrutarán el cambio de tanta monotonía salada, no envidiarán a los salmones que tienen la dicha de remontar el Sella para bañarse en sus aguas cristalinas, lejos en la montaña, entre hayas y castaños.
No se otea ningún velero en el horizonte. Hoy quedaron al pairo en la ría, soñando otras singladuras. Hace años, ponían proa a poniente y surcaban los mares para llegar a tierras de ultramar, buscando un nuevo porvenir, allá dónde descansa el sol. Otras veces, salían a alta mar en el Cantábrico para volver a puerto con las ballenas capturadas.
Otros tiempos, otros mares, otras rutas olvidadas.
La misma luz de la tarde, en Ribadesella, a finales de invierno.

Fotografía: atardecer en Ribadesella. Asturias

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso, cuñado. Da alegría leerte. Has encontrado el secreto de la belleza.
Gracias por hacernos disfrutar de la buena literatura.
Chiqui

Miguel Bueno dijo...

Gracias Chiqui, a ver si ahora me animo con los paiajes de nieve de esta mañana. Expresiones

CABRE dijo...

Es un placer leerte, amigo Piedra.
A veces no sabe uno si está leyendo prosa o poesía. De todas formas, el uso certero que haces de las palabras te permiten ver las imágenes que describes.
Un abrazo.

Miguel Bueno dijo...

Amigo Cabre, siempre tienes las palabras precisas para darme ánimos en mi caminar por el mundo de las letras. Muchas gracias.
Un abrazo
Piedra

Anónimo dijo...

Miguel querido: estás recorriendo el plancentero camino de las letras con una musicalidad propia de los que caminan con sus ojos y sienten con su alma.
Eres juglar en Nerja...trovador en Maro...
prosa pura en Galicia... caminante sin fronteras con la pluma.
Besos para tu madre,hermoso desafío del tiempo, para Mary y para ti.
Susana

Miguel Bueno dijo...

Querida Susana, gracias por tus palabras siempre tan agradables para mi. Un abrazo
Miguel

nofret dijo...

Son tan expresivos los comentarios que me quedo sin palabras, pero tanto el texto como la foto son un placer para el alma.