25 agosto 2009

Volver a navegar


¡Qué sueño volver a la mar!

remar a favor del viento

surcar mares desconocidos

anclar en playas lejanas

caminar por sendas no recorridas

olvidar las rutas transitadas

y volver a empezar.

¡Qué efímeras fueron las horas!

¡Qué raudo pasó el tiempo!

¡Cuan veloz corrió la vida!

¡Qué sueño volver a navegar!


Fotografía: barcas en Ribadesella, Asturias.

9 comentarios:

white dijo...

...y volver a empezar surcando los mares que fueron la cuna de la vida.
Un abrazo desde la secana meseta alejada de los mares que pisé de niña.

María José dijo...

Creia que usarías la foto de las barcas muertas, no la de las medio vivas. Está clarísimo que un camarero chulesco nunca amedrentará el alma de un poeta.
Un abrazo
Rafa

Ernesto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ernesto dijo...

Preciosa forma de añorar viajes, travesías o vivencias pasadas.

Por curiosidad, ¿qué es primero la foto o el verso? Te lo pregunto porque cuando te vi sacar la foto te intuí cierta intención, y ahora sospecho que en ese momento ya tenías en la cabeza complementar el retrato gráfico con uno literario. O quizás, la historia surge y luego buscas entre tu amplísima recopilación de imàgenes.

Expresiones desde uno de esos mares que retratas.

- Ernesto

Miguel Bueno dijo...

Querida white; si, un sueño volver a empezar; por lo menos en este mundo virtual si que es posible hacerlo.
Un abrazo
Piedra

Miguel Bueno dijo...

Rafa, ya me dijiste en el momento de hacerla que la foto tenía historia. La belleza siempre viene acompañada.
Expresiones
Miguel

Anónimo dijo...

Ernerto, sabes que primero fue la foto, despues pensé en algo para acompañar a tanta belleza y salió el poema.
Expresiones
Piedra

ana dijo...

me encanta la foto, tambien el poema. parece que ahora que te hemos dejado mas tranquilito te ha vuelto la inspiracion... pero no te acostumbres, que en septiembre iremos a nerja a darte la lata!!!
un besote,
ana

Anónimo dijo...

Mi querida Anita, gracias por la noticia. Sabes lo que soñamos con nuestro Áyobe; toda un alegría el pensar que pronto nos vemos.
Un abrazo
Papá