23 enero 2010

Cuento para Kendra


Po señor :

Este cuento tiene
un caballo de alas
muy blancas.
Un bosque oscuro
de árboles muy verdes,
un castillo de altas torres,
un príncipe pelirrojo y
una niña de ojos azules
casi celestes.

La niña, que se llama Kendra, de un brinco subió al caballo blanco, para ir volando, volando sobre los árboles verdes del bosque oscuro, al castillo de altas torres, donde el príncipe bermejo saltaba de emoción al ver volar un caballo de alas blancas sobre su palacio de cristal.
De pronto quedó como extasiado, sin dar crédito a lo que veía, cuando la niña rubia de ojos celestes casi azules, bajó de su caballo alado.
La corte entera salió al patio de palacio y la multitud reunida preguntó con una sola voz : ¿ Las niñas de ojos azules saben montar a caballo?
El maestro de cámara quedó pensativo sin encontrar la respuesta adecuada y consultó al contramaestre en busca de solución.
Si, dijo con su voz muy ronca el contramaestre, las niñas bellas vuelan en los caballos de alas blancas, sobre los bosques verdes de los países de ensueño, para encontrar a los abuelos que le cuenten cuentos de pan y pimiento.

Y recotín recotado, este cuento se ha acabado.

Fotografía: Kendra

12 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito!Un cuento precioso.

El niño es guapisimo..tiene una mirada radiante y preciosa.

Besos

Héroe de Leyenda dijo...

Estás hecho un ARTISTA con mayusculas amigo!!
Me ha sorprendido, gustado y divertido ese poema que te has currado utilizando los cuatro datos que dí en la entrada de Vegarada. Si señor.
Al igual que este bello cuento.
Un gran saludo!

Kendra dijo...

Buenas Abuelo

Todavía no soy yo la que escribe, pero pronto.

Me ha gustado mucho el cuento y no paro de decir "Caballo blanco", se ve que por ahor ame motivan más que los principes pelirrojos.

Que no pare la inspiración.

Un beso grande de tu nieta y sus papis.

Anónimo dijo...

Un cuento muy bonito Miguel !! me ha gustado mucho

Besos

Ñoco Le Bolo dijo...


Para Kendra todo es posible. Volar en un caballito de mar o navegar en un caballito del diablo. Con sólo abrir los ojos, todo se vuelve realidad.

saludos

CR ____________________________________
LMA

•Mariluz• dijo...

¡Qué ojazos, por Dios! ¿Le estabas contando el cuento en ese momento? Porque está de lo más atenta y concentrada. Preciosa!! A sus papis se les caerá la baba...bueno, y a su abuelo, por lo que veo.
Disfrútala mucho!!!
Besos!

Joan González dijo...

ATENTA... NO SE LE ESCAPA NI UNA

SALUT
JOAN

BEATRIZ dijo...

Oye sí!...que emoción despiertan esas visiones de una niña con ojos celestes en el caballo de alas hacia el castillo de cristal, qué perplejidad!

Miguel, en cuento encantador,en horabuena.

Anónimo dijo...

Cuñaooooo ¡Vaya cuento a tu nieta!¡Tú si que vales!Sigue así porque tienes inspiración para dar y regalar con los dos nietos ¡Que envidia!Muchos besos a la abuela y al abuelo.Conchy

Anónimo dijo...

Kendra se puede sentir contenta con el cuento de su abuelo.
A mí me ha emocionado.
¡Enhorabuena, maestro!
Chiqui

Miguel Bueno dijo...

Gracias a todos, por los comentarios tan agradables.
Kendra se pondrá muy contenta montando en sus caballos alados.
Expresiones
Piedra

Anónimo dijo...

¡Que bonito cuento! Me ha gustado mucho, mucho. Me gustaría hacer cuentos como ese...
Tengo que hacer una narración sobre algo o alguien y me voy a inspirar en Kendra. También haré uno sobre Ayobe. Bueno muchos besos de parte de los Pimenteles.
Para mi padrino.
Besos a MªÁngeles.