06 abril 2010

Tito Flavio y Octavia Julia


Tito Flavio Malacitanus y Octavia Julia Claudia

A dos leguas de Detunda y cuatro de Clavicum, en la casa solariega de los Flavio, vive Tito Flavio Malacitanus, que después de la campaña en Dalmacia como lugarteniente de Tiberio, vino a retirarse a sus posesiones de Malaca en compañía de su mujer, Octavia Julia Claudia, de la misma dinastía Julio-Claudia de Augusto, a la que fue a enamorar un día paseando con todo sus galones por la vía Apia, en la misma Roma.
A su retiro se trajo una copia de “re coquinaria”, tratado de gastronomía de su compadre Marcus Gavius Apicius conocido como Pius por las amistades, y con su referencia montó la mejor factoría de garum de toda la costa malacitana.
Se especializó en garum de apua, nuestro Aphia minuta, en otros lugares conocido con el sobrenombre de chanquete.
En la factoría de Burriana tiene el propio taller de ánforas que con su sello vende directamente en el mercado del Capitolio romano a las clases pudientes.
Amigo de sus amigos, el primer garum de la temporada es exclusivo para repartir entre sus amistades.
Luchador infatigable, siempre está dispuesto a defender la verdad y por eso es requerido como “hombre bueno” en todos los litigios de Detunda.
No desfallece, sueña con tener su propia flota de navíos para mantener abastecida la clientela romana y a tal efecto acaba de contratar un equipo de calafates para ponerlos en la tarea y Octavia, con los pies en la tierra, le deja hacer sus proyectos con entera confianza.

10 comentarios:

Ernesto dijo...

Buenísima la historia de romanos, Ahora te queda contar una de indios :-)

Salve.

Rafael dijo...

Bonita foto y mejor relato. Nos ha gustado mucho el relato a Dª Octavia y a mi. Te mandaré, como reconocimiento, un ánfora de mi mejor garum de chanquete.
Expresiones emocionadas.

Sara dijo...

Hola Miguel, enhorabuena por el libro, con esa portada me imagino el contenido.
Llego de LLanes, y en breve te dedicaré una foto de tu pueblo, al que por fin he ido a conocer y descubrir, por cierto, la gente superamable, como en todo el concejo.
Abrazote repleto de LLanes

Ñoco Le Bolo dijo...


Interesante. Mucho, pero no sé si es algo relacionado con el libro.
Al pinchar en el título, sólo de ve la portada.

Saludos

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

white dijo...

me has llevado a mil leguas atrás en el tiempo, preciosa historia tejida en barro. Besos

montse dijo...

Hola Miguel,
Me he entretenido un ratito pasando hojas de tu libro electrónico y he de felicitarte por tu buen trabajo.
Enhorabuena por esta sensibilidad!!
Un abrazo.

BEATRIZ dijo...

Ya creo que hace falta entre los hombres buenos, todo hombre que lucha por establecer su paso por la vida inspirando a muchos otros, es bueno.

Te saludo Piedra, que tengas buena semanita.

chus dijo...

Un gusto pasar por aquí, y encontrarse con letras que cuentan así, Miguel.
Un saludo

Anónimo dijo...

Menudo par de boquerones romanos.

Miguel Bueno dijo...

Gracias Manolo, de anónimo nada. Tu firma se lee de lejos.
Ánimo y a seguir cometando.
Expresiones
Piedra