06 marzo 2011

Primavera en Pacanda. Llanes





A primeros de marzo, se inicia el alborear de la primavera en Pacanda.
Los amentos de los sauces son los primeros en dar un toque de color a la desnudez del invierno en la orilla del arroyo.
Los piescos recortan la silueta de la montaña anunciando que ya se fueron las nieves, y los magnolios con su fuerza sacada del interior de la tierra, estallan en una inflorescencia tan llamativa como baldía, saben que su esplendor es efímero y al final no fuese nada, ni un fruto, ni una vana semilla que llevarse a la mesa.

5 comentarios:

Sito dijo...

Que maravilla Miguel . Que hermosura es el preludio de la primavera . Ya esta todo a punto para es "explosion" de vida.
Saludos cordiales.

montse dijo...

Qué alegria me transmiten tus imágenes, por el anuncio de la primavera y por contemplar esos primeros brotes de vida en las ramas!!
Un abrazo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito!

Nos hace falta, despues del largo invierno que la primavera explote en colorido.

Besos

ñOCO Le bOLO dijo...


· La explosión de la primavera, aunque anual, siempre nos sorprende y alegra.

Sobre esa música "allende de los mares" que citas en tu comentario, creo que debieras visitar el post 442 en La Mirada Ausente. Ahí está la explicación.

· un abrazo

CR & LMA
________________________________
·

Mariluz dijo...

Qué diferencia entre Asturias y León, vas en pleno invierno y te encuentras flores, avispas y mariposas. Sin embargo aquí, aún nos faltan semanas para empezar a saborear la primavera.
Preciosas fotos, Miguel, ideales para ir abriendo boca.
Un abrazo!