09 junio 2011

Paseo por Arras, Pas-de-Calais. Francia.








Recorres campos y campos, suaves colinas de verde lujurioso (trigo, remolacha, maíz), y de vez en cuando una alfombra de pequeñas flores azules cubre la meseta de Artois, es el lino, que nunca había visto cultivado en esas extensiones.
A veces, enormes cementerios de los caídos en las guerras mundiales cubren de cruces el horizonte.
Sin apenas darte cuenta, entras en la Gran Plaza, y quedas extasiado ante la uniformidad de sus viviendas, son 155 casas que rodean, todas iguales, la mayor plaza de Europa, de estilo barroco flamenco, tan semejantes, que solo se diferencian en sus decorados y en los escudos que ilustran la profesión de cada propietario. Después te enteras, que durante la primera guerra mundial fue completamente arrasada y se volvió a levantar en solo quince años, conservando el mismo modelo de construcción.
En la plaza de los Héroes, se encuentra el Ayuntamiento con su torre campanario (beffroi), destruido también en el 1914 y vuelto a levantar en estilo gótico. Ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. La plaza, más pequeña que la Gran Plaza, tiene el encanto de tener toda la fachada del ayuntamiento libre de vehículos.
Callejeando un poco, das con la casa donde vivió Robespierre, y recoges el recuerdo de la placa que lo indica en su fachada.
En la vuelta hacia Lille, te llama la atención las enormes escombreras de las antiguas minas de carbón, que dieron fama y vida a toda la región y hoy están completamente abandonadas.

8 comentarios:

Héroe de Leyenda dijo...

Muy interesante lo que comentas... y tiene que ser muy bonito además. Te puedes creer que "conozco" Inglaterra, Italia y Alemania, pero no Francia!! Y eso que está más cerca!!! El tema de las guerras mundiales y las reconstrucciones urbanisticas me parece muy interesante.
Un saludo!!

Nacida en África dijo...

Mi querido amigo: Por las fotos y por lo que cuentas debe de ser una maravilla. ¿Sabes? Las casas me recuerdan a las de Holanda. Pequeñas y coquetonas.

Si vas a estar más tiempo por ahí me encantaría que contaras más cosas e hicieras más fotografías. ¿Es posible? Gracias.

Brisas y besos.

Malena

Bibliolibre dijo...

Qué gusto viajar cuando el tiempo no es ya un problema. Parece que lo estás aprovechando bien. Yo me apunto al último comentario y te pido que nos muestres más fotos y nos cuentes más cosas. Así lo disfrutamos también los que no estamos allí.
Un abrazo

Mariluz dijo...

Qué bonito lugar!! Me encanta la segunda foto, con esas casas tan bien alineadas.
Un abrazo, Miguel!!

gladys dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gladys dijo...

Además de las fotos, que son preciosas, del lugar, que debe ser mágico, me gustó tu comentario sobre la reconstrucción. Es una prueba de supervivencia total, en la que los sobrevivientes vuelven a construir sobre las ruinas, reproduciendo cada detalle del escenario de sus vidas, como si quisieran borrar el horror y la destrucción de las guerras.

Miguel Bueno dijo...

Gracias a todos por veros de nuevo en casa, ya se, que he sido yo, el que se fué lejos, pero pensaba que con el traslado habíamos perdido la pista.
Abrazos
Piedra

Espuma dijo...

Esas casas, parecen como si hubiesen sido bordadas, con encajes, blondas y puntillas... es increíble su belleza.