17 julio 2011

Salares, corazón de la Axarquía.













En el corazón de la Axarquía, entre olivos, almendros, alguna higuera, y minúsculos huertos de naranjos; colgado en la ladera de la montaña, se encuentra Salares, la romana Salaria Bastitanorum. Un dédalo de callejuelas, con pendientes inverosímiles, tan blancas como la nieve, ajenas al ir y venir de los vehículos de motor. En cada esquina, un mosaico con la escena correspondiente del vía crucis, coronado con azulejos geométricos que delatan el mestizaje cultural de la villa.
En el centro del pueblo se levanta, cercenado su orgullo con un campanario, el alminar de la mezquita meriníe del siglo XIII- XIV. Nos gustaría aclarar que sólo es mudéjar el campanario añadido al alminar después de 1487 (año de la conquista), tres siglos más tarde que el propio alminar árabe.
Los alminares de Archez, Corumbela y Salares fueron declarados monumentos históricos nacionales en 1979, y aunque se encuentran señalizados dentro de la ruta mudéjar de la Axarquía, son muy semejantes a los meriníes de Tremecén en Argelia. En el siglo XIII la dinastía beréber de los Banu Marin, - Benimerines o Meriníes en castellano -, heredan el imperio almohade y permanecen en la península hasta el 1340 en que una coalición castellano-portuguesa los vence en la batalla del Salado. A ellos se deben los alminares de la Axarquía.
Salares con 204 habitantes, 109 hombres y 96 mujeres, tiene una población muy inferior a los 548 del año 1571 cuando fueron expulsados los moriscos. Los 47 extranjeros (datos del 2010) son reconocibles únicamente por el nombre foráneo en los buzones de correos de sus casas, pues mantienen el cuidado de macetas y el encalado de sus fachadas como los nativos.
Como pueblo axárquico que se precie, tiene su casa morisca- casa torreón- y su gran iglesia mudéjar en el solar de la antigua mezquita. En este caso debemos añadir el hermoso puente sobre el río Salares, para muchos si no romano, al menos medieval.
Aunque en estos últimos años los montes de la Axarquía se han llenado de casas para los turistas, aún queda algún cortijo con sus paseros (almijares) a la puerta, como el de la fotografía que he subido. La palabra almijar se perdió en el habla popular y pocos saben que fue la que dio nombre a la sierra Almijara. -sierra de paseros- donde aún hoy se colocan los higos y las uvas para secar al sol.

16 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito y blanco se le ve!!

Otro lugar precioso.

Besos

Lito dijo...

Son lugares muy distintos a los pueblos de por aquí. Calles estrechas, calles encaladas, herencia árabecomo si se hubiera detenido el tiempo hace siglos.
Saludos.

BrandNewStudio dijo...

ExcellentWork
GoodCreations

Espuma dijo...

Qué lugares más preciosos conoces Miguel, de verdad que siento una envidiaaaa

Qué bonito es todo eso, qué fotos más maravillosas.

Cómo me gustaría ir por esas calles, sin prisas, pasear y sentir, sólo eso. Eso sería la gloria.

ays

un abrazo

Johnny dijo...

Un gran paisaje mediterráneo.Unas fotos llenas de detalles que reflejan perfectamente la visión general del lugar. Saludos

El tejon dijo...

Tanta belleza me deja sin palabras.
Saludos.

BEATRIZ dijo...

Miguel, tiene usted unos ojos que alcanzar a ver lejos.

bonitas fotos.

Feliz fin de semana

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre geniales, los posts que nos dejas. Gracias por compartir.

Saludos y buenas tardes de sábado.

Nacida en África dijo...

Mi querido amigo: Es una delicia para los sentidos ver estos pueblos que nos hacen evocar mil y una azañas . Te tengo que dar las gracias por estas fotografías y por toda la información que nos das. ¿Sabías que en Ceuta tenemos murallas meriníes en muy buen estado?

Felicidades también por tener a tu madre con 97 años. Que Dios te la conserve muchos más y puedas disfrutar de ella. Cuando veo a la mía con toda su lucidez pienso que es un regalo que me ha hecho la vida.

Brisas y besos.

Rafa pabernosmatao dijo...

Bonito y enriquecedor. Un abrazo

bicocacolors dijo...

el mejor embajador de estas maravillosas tierras, graciaaaaas!

un abrazo,
elena

Anónimo dijo...

Me has hecho recordar aquella excursión por estos lugares hace años. Entonces, descubrí contigo el mudéjar ignorado en el corazón de la Axarquía, y rememoré los paseros que desde mi infancia no había vuelto a ver.
Pasear contigo es un placer y un aprender. Gracias, compadre.
Lagartijo

calata dijo...

bellos pueblos estos que traes en imagenes y con amenas explicaciones.

saludos

pepe torres dijo...

Me acerque a este hermoso enclave,perfecto resumen de historia ,arquitectura ,paisaje y cultura .Sintiéndome muy reconfortado por lo humanizado del lugar.Hasta ahí llevé a mi familia -mi hija es catalana - para que entendiera mejor como en una postal con vida de dónde venimos .Mi gratitud por hacer de lo sencillo belleza .

carmen dijo...

Es un lugar de esos cuyas historias comienzan por "Érase una vez...". De ensueño!

gladys dijo...

La magia perdura en el tiempo. Es la que hace grande las pequeñas cosas.