15 octubre 2011

Playa La Ballota, Llanes.









Como dos niñas gemelas, las playas de Andrín y la Ballota son tan semejantes que parecen un modelo geológico repetido.
Ambas comparten el castro Ballota frente a ellas; las calizas rojas del Carbonífero en los promontorios laterales; las cuarcitas del Ordovícico en el centro de la ensenada y las finas arenas tintadas de rojo por el oxido de hierro.
Claro que, como les ocurre a las niñas, de cerca tienen su singularidad: en punta Ballota, a poniente de la playa, el bufón “Silencioso” puede elevarse 50 m. en los días de mar brava y llegar a verse desde el mismo Llanes; en el extremo occidental un crestón calizo en la arena divide la playa en dos, según algunos separando los textiles de los nudistas, aseveración que no resulta ser cierta, pues ambos especímenes rondan por toda la playa. Otro detalle, los pliegues de las calizas rojas en el acantilado del este, anticlinal tumbado y pliegue falla, son tan espectaculares que bien merecen ser destacados en la presentación fotográfica.
Un único pero, la escalera desde el aparcamiento al arenal, en lugar de una rampa de acceso más cómodo.

5 comentarios:

Nerim dijo...

Por circunstancias este verano he ido muy poco a la playa, por eso, cuando me entra la morriña, vengo a tu blog a disfrutar de estas esplendidas fotografias ante las cuales, me vuelvo catatónica, como si quisiera atravesar la pantalla y sumergirme en esas aguas que parecen invitarme a bañarme en ellas.

Un abrazo

Joan González dijo...

ALUCINANTE LAS PLAYAS DE LLANES...

1º TOMA / UN ENCUADRE DEMASIADO CENTRADO, LA PERSONA EN UN CUARTO

SALUT
JOAN

Ada dijo...

este tiempo que nos está haciendo es increible. Yo hoy también he estado en la playa. Me encanta la primera foto!

bicocacolors dijo...

que envidia!!! con este tiempo poder disfrutar aun de esos paraísos !!!

Un abrazo y feliz día,
elena

Esmeralda Torres dijo...

Tu espacio ha llenado mi mirada de esas hermosas piedras, y ahora también mi memoria. Saludos