04 octubre 2011

Playas de La Canalona y la Huelga. Llanes







En este mes de octubre llanisco con temperaturas que baten records de calor y la mar una delicia en calma, nos dedicamos a ir de playa en playa. Cada día una nueva, no por conocidas, menos sorprendentes.

Hoy quiero mostraros la Huelga y la Canalona, dos playas recoletas, poco frecuentadas y muy fotografiadas, en particular el llamativo castru de las Gaviotas que enfrenta a ambos arenales.

La playa de la Huelga tiene acceso fácil por la ensenada del río San Ceciliu. Para disfrutar de ella, es necesario hacerlo en marea baja, en alta sólo queda fuera del agua la pequeña marisma que forma el río.

La Canalona ya es de juguete, una angostura de 4 m. de ancho y 100 de profundidad con un ensanche en la entrada en caso de marea baja.

Se puede acceder por una empinada escalera al fondo de la abertura, o desde la Huelga cuando la marea lo permite. En ella se encuentra aún la grúa que ayuda a elevar el ocle los 30 m. de altura que tiene el acantilado.

El ocle que tanto buscaban los ganaderos de la costa hace unos años, es el alga Gelidium sesquipedale, utilizada para extraer el agar, medio de cultivo bacteriano, y mezclado con otras algas, el agar agar usado como espesante alimentario. También se ha utilizado como fertilizante para los prados. Su valor se depreció tanto, que lo que fue una ayuda muy importante en los años 80, que permitió jubilar la guadaña y comprar las primeras máquinas para cortar la hierba, ahora es una reliquia de épocas mejores.


10 comentarios:

Nacida en África dijo...

Mi querido amigo: Las fotografías siguen siendo bellísimas y no hay que viajar muy lejos para encontrar ese tesoro que tenemos en España.No sabía nada de la búsqueda de esas algas para fertilizar la tierra.Puede que vuelvan esos buenos tiempos.

Brisas y besos.

Malena

Mª Angeles y Jose dijo...

la belleza de estas playas es extrema, me encantan estos rincones.

besos

Nerim dijo...

Todas las fotos que publicas son muy buenas, atrayentes, admirarlas es volverse catatónica ante tanta belleza. Tuve la suerte de ir a conocerlas hace apenas unos años y así, en vivo, directo via satélite como yo digo, me parecieron aún más hermosas.

Un abrazo

kai51 dijo...

El castru de las gaviotas es un peñasco que en su dia me costó bastante trabajo localizar, es un sitio bastante atrayente de fotografiar y tu has sabido reflejar la belleza que tiene con tus imágenes.
Un saludo

Olegario dijo...

Magníficas esas playas de La Canalona y la Huelga. Paisajes que me recuerdan mucho a mi vieja y querida Cantabria. Las fotografias excelentes y tus descripciones, sencillamente,
cariñosas. Tus palabras respiran amor por todas partes. Un fuerte abrazo y felicidades.

Jan Puerta dijo...

Un lugar donde uno no queda indiferente a lo que ve y lo que llega a imaginar.
Un abrazo

Esmeralda dijo...

Una maravilla de playas, me recuerda a "Sa Calobra" en Soller.
Saludos

Bibliolibre dijo...

¡Qué pasada de imágenes! Menos mal que explicas qué es el ocle; ya estaba a punto de buscar en el diccionario.
¿Tiene algo que ver con el garum de los romanos o estoy liando cosas?
Disfrutad del tiempo que dice la tele que se os estropea hoy mismo.
Hermoso, Miguel, hermoso de veras.
Un abrazo

Miguel Bueno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Bueno dijo...

Querida Bibliolibre, el garum era nuestro, se fabricaba en toda nuestra costa y lo vendíamos en Roma. Se hacía con salazones de pescado curtidos en pilones al sol. Llegó a hacerse uno especial con chanquetes.
Una delicia para los exquisitos de la época. Se ha intentado recuperar pero su olor y sabor es tan fuerte que es díficil su venta a los paladares de hoy.
Besos
Piedra