19 marzo 2012

Paseo por Pacanda.













Para los amigos que preguntan por Pacanda, he querido subir  algunas fotografías y  un extracto de la entrada  sobre  ella en mi libro “Aires de sierra y mar”, así  pueden hacerse una idea de mis querencias asturianas.
“Pacanda no tiene ni cartel ni rótulo en la carretera, para que a ningún despistado se le ocurra meter las narices en su vida tranquila de aldea ganadera. A Pacanda se llega poco a poco, despacio, como si temieses romper la calma que la rodea. Lo primero que encuentras, al entrar cualquier día sin lluvia del año, es al señor del muro, vuelto de espalda al camino, mirando al prado. No cambia de postura, se mantiene de pie imperturbable apoyado en la tapia, sin mirar al que entra o sale. Contesta los “buenos días”. No gira la cabeza, como si fuese a perder un ápice del crecer de la hierba.
Pacanda más que un pueblo, es un caserío con varios barrios, separados por prados, donde pacen las vacas,  las ovejas y los corzos”.

 “Aires de sierra y mar “.  Miguel Bueno. Sevilla. 2010

Nombres de los barrios de Pacanda:
Piedra - Molada- Jollaguedu - Respeñu - Mosteyal - San Antoniu - La Aldea - Cuetu la Hoguera - Barriuencima - Llosa de Triquio.

11 comentarios:

Francesca dijo...

Un lugar interesante para perderse...

Olegario dijo...

Qué belleza la de estos pueblos
asturianos, casi olvidados, donde la vida debe discurrir sin demasiadas complicaciones. Pacanda debe ser uno de ellos.
La belleza de tus imágenes realza mucho más un paisaje dulce y tranquilo. Enhorabuena. Un abrazo.

ñOCO Le bOLO dijo...


· A Pacanda habré de ir, tarde o temprano habré de ir...
Y no me sorprenderá su belleza, que la Sierra de Cuera es un buen contrapunto.

· un abrazo

CR & LMA
________________________________
·

Bibliolibre dijo...

¡Ay Pacanda Pacanda!
Acabamos de dejarla y ya la echamos de menos.
Doy fé de que Pacanda existe y es el mejor lugar para perderse.
Un abrazo

don vito andolina dijo...

Hola amigo, regresar a tu casa es un placer....un lujazo...
Pasa buena tarde, besos entregados..

Esmeralda dijo...

No me extraña que ya te hayas ido a tu Pacanda.
Es una maravilla, disfrútala.
Un abrazo Miguel

Mafalda dijo...

¿Tampoco viene Pacanda en los mapas? Indícanos cómo podremos llega hasta ella...
No sé por qué me da que cada uno deberá encontrar su "Pacanda" personal.
Preciosa Asturias a la que sabes arrancar su verdor y su ser.
Un abrazo.

Esmeralda Torres dijo...

Me quedo en los tejados, en los colores de la ropa tendida al sol, en las pequeñas flores blancas...me parece muy bien que los habitantes de Pacanda conserven su intimidad pues de ahí su magia...agradezco estas imágenes y conocer Pacanda, un abrazo

brujita dijo...

Todo un legado fascinante...digno de no aparecer en ningun mapa, por miedo a la destrucción masiva de nuestra humanidad envidiosa y siempre dispuesta a la destrucción de todo tipo de parajes de este tipo.Bien por estos seres que saben conservar su legado!!

Nerim dijo...

Unas excelentes fotografias que invitan sugestivamente a visitar esos lugares de ensueño.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Pacanga, ya no es lo que era.Hasta barruncima le cambian el nombre¡¡¡¡ En fin hay que adaptarse a los tiempos que corren y ser solidarios con todo el que llegue .