26 mayo 2013

Urso, Oxona, Osuna. Sevilla.




El origen de Osuna se remonta a unos tres mil años, cuando los turdetanos habitan la ciudad, que más adelante se conocería como Urso. En el año 44-43 a. C., cumpliendo una previsión anterior de Julio César, fue refundada por Marco Antonio con veteranos de las últimas guerras civiles, dándole el estatuto de colonia romana y el nombre oficial de Colonia Genetiva Iulia, también documentado en algunas inscripciones. Se conserva, aunque incompleta, su ley colonial fundacional, una importante inscripción de bronce en varias tablas, conocida como Lex Ursonensis [1] (aunque el nombre "Urso" no aparece en ella), que se custodia en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Un siglo más tarde, Plinio el Viejo la cita como Colonia Genetiva Urbanorum Urso (NH, III.12).
En el periodo musulmán se denomina Oxona, siendo conquistada en 1.239 por los ejércitos castellanos de Fernando III el Santo. En 1.264 es entregada a la Orden de Calatrava, que crea la Encomienda de Osuna. Por su situación estratégica, se convierte en un punto crucial para la defensa de la línea fronteriza con el reino nazarí de Granada. En el siglo XV, los caballeros calatravos ceden la ciudad de Osuna a D. Pedro Téllez de Girón, cuyos descendientes reciben el título de Duques de Osuna durante el reinado de Felipe II.
Osuna se encuentra ubicada en una situación privilegiada, en el centro de Andalucía, junto a las principales arterias que vertebran las más importantes zonas humanas y económicas de la comunidad, la A-92 y la Nacional IV a su paso por Écija. Esta privilegiada situación la coloca a tan solo 1 hora de Sevilla, Córdoba y Málaga, y a hora y media de Granada, Jaén, Jerez y Algeciras.
Debido a la variedad orográfica, dentro del mismo término municipal,  hay tipos de terrenos tan diferentes como son las zonas de la Sierra, la Campiña y los Humedales de la Laguna Calderón.
Los alrededores de Osuna presentan una interesante variedad de paisajes, vegetación y fauna, desde los típicos bosques-galería que encontramos en Rio Blanco a los olivares de la Campiña. De los flamencos y garzas de la Laguna Calderón a los petirrojos, zorros y gavilanes de Rio Blanco; y por todas partes caza menor, conejos, perdices.
Texto corregido de Wikipedia.
Fotografías Miguel Bueno





















7 comentarios:

Bibliolibre dijo...

Nunca había estado en Osuna, hasta ahora, que sin haber ido he pasado por allí.
¿Los palacetes se parecen a las fotos de casas de Trujillo en Perú o es mi vista?
Bonito y educativo
Un abrazo

Eaton Bennett dijo...

Beautiful architecture, excellent composition of your photos. :)

ANRAFERA dijo...

Precioso pueblo, bonitas fotografías.
Gracias por tu interesante información como complemento a tus tomas.
Un abrazo.
Ramón

ñOCO Le bOLO dijo...


Que buenas fotos Miguel, que buenas fotos. La primera me parece fantástica.
Y los días contados para... Pacanda (con escala)

· un abrazo

· LMA · & · CR ·


tecla dijo...

Qué pueblo tan espectacular y señorial. Cuanta belleza y cuanta luz.
Gracias por la información, Piedra.

Esmeralda dijo...

Me gusta ese color dorado que conseguiste para los edificios.
otro buen reportaje.
Un abrazo

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Gracias Chiqui, Eaton, Ramón, ñOCO, Soco, Esmeralda, me aimáis a cargar con la máquina en mis andanzas por doquier.
Abrazos
Piedra