12 diciembre 2015

Iznájar, Córdoba.

-->
Iznájar un pueblo de 4714 habitantes, en el corazón de Andalucía, haciendo de límite entre las provincias de Córdoba, Málaga y Granada, está rodeado de dos mares: un mar de olivares y un mar de agua dulce.

El mar de olivos se ve interminable desde cualquier ruta por la que se acceda al pueblo, y el pantano que lleva su nombre, el mayor de Andalucía, recoge las aguas de sierra Nevada a través del río  Genil, y casi aíslan al pueblo en una península.

Iznájar del árabe Hisn-Ashar, significa castillo alegre y entre los años 1010 y 1025 fue capitalidad de reino taifa de Habus ben Maksan, hasta que en 1025 trasladó  la capital a Granada.

Además de la belleza del enclave, su casco, limpio como una patena, su castillo y su gran iglesia, nos ha llamado la atención el azulejo recordando la revolución republicana de 1861, conocida como la revolución del Pan y el Queso, que levantó a los campesinos contra Isabel II.

El Bando de Rafael Pérez del Álamo, no tiene desperdicio.

CIUDADANOS:

Todo el que sienta el sagrado amor a la libertad de su patria, empuñe un arma y únase a sus compañeros: el que no lo hiciese será un cobarde o un mal español.
Tened presente que nuestra misión es defender los derechos del hombre, tales como los preconiza la prensa democrática, respetando la propiedad, el hogar doméstico y todas las opiniones. 














6 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Pintoresco pueblo, con la solidez característica de tus tomas.

Saludos Miguel.

tecla dijo...

Tienes un pueblo tan bonito, Piedra, que parece el mío.
Con tantos olivares que parece el mar.
Un mar de verde hoja y racimos de azahar.

ñOCO Le bOLO dijo...


Excelentes imágenes, Miguel. Limpias como una patena.
Un buen bando, que todos los alcaldes debieran publicar hoy mismo.

abrazos MyM

· LMA · & · CR ·

Txema Aguado dijo...

Bonito reportaje sobre este pueblo tan sorprendente y curioso. Un saludo.

Txema Aguado dijo...

Bonito reportaje sobre este pueblo tan sorprendente y curioso. Un saludo.

La utopía de Irma dijo...

¡Qué poco hemos evolucionado y revolucionado! y como dice ÑOCO este bando deberían de publicarlo todos los alcaldes, ¡bonita utopía!

Abrazote utópico, Irma.-