21 noviembre 2015

Nerja insólita.



Es difícil que los amigos del blog se sorprendan a estas alturas  con las bellezas de Nerja. 
En nuestro caso nos llama la atención todos los días. 

Un rincón visto una y mil veces, pero que hoy aparece con una nueva luz. Una calle Pintada recién estrenada con las primeras lluvias otoñales. Una ceiba en flor, en noviembre. Una cala repleta de bañistas en pleno otoño. Un ingenio de Maro  entre vergeles.  Una Nerja insólita vista desde los acantilados de Maro. Un sol nuevo tras la fábrica de San Joaquín. Un tajo Almendrón cubierto de nieve. El bosque en la gran dolina al  pie de la  Cuesta del Cielo, o los acantilados de Maro siempre sorprendentes, etc.

En fin, que al igual que me ha ocurrido muchas veces, no puedo sino compartir tanta belleza con infinidad de amigos aficionados a disfrutar de Nerja, esperando que nuestros paisanos sepan conservar la naturaleza que la hace única en  todo el Mediterráneo.













3 comentarios:

carmen dijo...

Así es la belleza, que nos sorprende y emociona cada vez... nos revive!
Tú la reflejas tanto en tus fotos como en tus textos, y que la compartas es un lujo para nosotros. Bicos agradecidos.

Raquel dijo...

¡Qué bien viajar hoy hasta Nerja con tus fotografías! De verdad se agradece, con el fin de semana oscuro e invernal que nos invade todo el norte.
Paisajes que no dejan de sorprender.
Saludos.

ñOCO Le bOLO dijo...


Por las fechas que has publicado este post, yo andaba ya al otro lado del océano. llego ahora a tiempo de decirte que tus fotos son espléndidas y que reflejan a la perfección de esos lugares tan contrastados con los nuestros.

Un abrazo MyM

· LMA · & · CR ·