24 mayo 2009

Desahogos: vida civil

¿Hay vida fuera de los partidos políticos? ¿Se puede expresar libremente una opinión, si afecta al partido que domina el medio?
El poder por propia naturaleza, ¿tiende a ser totalitario?
¿Para cuando una sociedad civil no mediatizada por los partidos? ¿Cuando dejaremos las banderías? El espectáculo de los aplausos a los propios ladrones por los simpatizantes del partido correspondiente ¿hasta cuando será?
He conocido épocas de poderes absolutamente totalitarios. El cura del pueblo llegaba a controlar los accesos a la playa y la entrada en el cine, por poner dos ejemplos a mano.
En el primer caso, las playas se separaban por sexos y en el segundo, cuando la película estaba catalogada con tres R (qué sería eso), el cura se colocaba frente al cine y después repartía la comunión según el caso.
Si en parte nos hemos librado del poder asfixiante de la Iglesia, muy a su pesar y no sin batallas diarias, basta con recordar a los obispos con visera en forma de gorrilla saliendo a la calle a protestar. ¿Para cuando la sociedad civil tendrá vida propia independiente de los partidos?. No se interprete estas ideas como apolíticas o falsamente independientes, bastante sufrí esas posturas durante la dictadura.
Estoy pidiendo una sociedad sin banderías y si me apuráis sin banderas. Como me decía mi admirado Don Jorge Guillen en su casa de Málaga: ¿Patria? ¿Cuantos muertos?
Una sociedad en la que no sea excluyente el o estás conmigo o estás contra mi.
Una sociedad en la que se puedan expresar ideas políticas sin ser inmediatamente catalogado en un bando o en otro.
Una sociedad civil no subvencionada ni mediatizada por el partido de turno. Pueblos donde cualquier prensa o revista no esté dominada por uno u otro partido. Medios donde expresar libremente las ideas sin temor a la censura. En fin, una sociedad donde los poderes estén equilibrados y se pueda caminar libremente sin coacciones.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo me apunto a esa sociedad ahora mismo.
Besos, maestro
Chiqui

Anónimo dijo...

Y yo tambien,cuanta razón tienes.Besos, la sueca.

loganfugado dijo...

Creo que has mencionado uno de los asuntos clave, la cuestión de si el poder es intrínsecamente totalitario. Conforme veo la situación, y la que nos espera (hablo de educación)en España lo es y lo será, propiciado, alentado y fomentado por el "tsunami" del bipartidismo.

PD. El ácrata es simpático pero está chalao perdío.

Miguel Bueno dijo...

Gracias Chiqui, Conchi y Sergio, un apoyo moral hace falta muchas veces. Hay quién no dice ni pio a los desahogos. Expresiones

CABRE dijo...

Amigo Piedra, es una gran verdad lo que dices.
El problema de los partidos políticos viene de viejo. Como sucede con la Iglesia, se rigen todavía por códigos y normas que no encajan con la sociedad actual.
Los partidos se han convertido en empresas privadas, y los dirigentes en simples gestores al servicio del poder.

Miguel Bueno dijo...

Amigo Cabre, tienes razón. Gracias por apoyarme en los desahogos. Un abrazo.
Piedra