26 julio 2009

Día de playa. Nerja 2009



El día amaneció con brisa de levante y las nubes se refugiaron en lo alto de la sierra. La Cuesta del Cielo estaba cubierta, no se divisaba Cerro Gordo, y aunque la costa quedó limpia de taró, el horizonte aún no se distinguía con claridad.
La abuela se asomó a la ventana y comprobó que haría buen día de playa. Tampoco es bueno tanto sol, si se nubla un poco, los baños son más agradables. El pleno sol achicharra y no hay piel que lo aguante.

Antoñito tomó su buen tazón de leche con los cereales vitaminados y fue a buscar el flotador amarillo que estaba encima del armario; el bañador ya lo tenía puesto desde que se levantó esta mañana. Estaba ilusionado con su flotador, aún no lo había probado en la mar y no estaba seguro de que lo mantuviese a flote, ya veríamos cómo se comportaba.
La abuela había quedado con Mercedes y Paquita en bajar el domingo a la playa, irían temprano, antes que los turistas copasen la primera linea y no quedase sitio para sus sillas. Estaban acostumbradas a bajar con ellas y tomar baños de pies en el rebalaje.
Paquita además estrenaba biquini y dudaba si, a sus años, el estampado blanco sobre fondo negro le iría bien.

Comprobaron que el día, ni de encargo. La mar estaba en calma, el sol calentaba lo suficiente pero no molestaba y Antoñito pudo ver que el flotador le funcionaba a las mil maravillas, tanto que quería convencer a su abuela para que lo probase, le decía que no había peligro de hundimiento, si había resistido con él, también podría con ella; sin saber que hacía más de 30 años que su abuela llevaba a rajatabla lo de “ desde los 40 pa´rriba no te mojes la barriga”.

Fotografía: playa de Burriana, Nerja.

2 comentarios:

white dijo...

Días de playa, abuelas, flotadores, orillas de otros tiempos que también son estos aunque con más gentío. Desde la meseta se añora la mar.
Saludos veraniegos.

Miguel Bueno dijo...

La foto es del pasado domingo, pero es cierto, parece de otros tiempos.
Un abrazo querida white.
Piedra