30 octubre 2012

Acebuchinas, olivas y aceitunas de Málaga.











Aunque en la red existen teorías peregrinas sobre el origen del cultivar del olivo o aceituno (Olea europaea), como el de ser un híbrido de tres especies de olea. Para el que suscribe, el olivo se origina a partir del acebuche (Olea europaea var. sylvestris), lo que estaría en discusión sería el lugar de su aparición, si en el Medio Oriente, en el Mediterráneo occidental o en ambos.
Según trabajos recientes de Bervillé et atl. Origine et domestication de l´oliver. 2001. El olivo bien pudo aparecer en el occidente, independientemente de su cultivo oriental.
Lo que está comprobado,  es que hace 12.000 años, en la Cueva de Nerja (Málaga), se aprovechaban las acebuchinas, y en numerosos lugares Neolíticos andaluces: Zuheros (Córdoba), Guadalteba (Málaga), Garcel (Almería), etc. (5.000 a C.) aparecen los huesos del fruto del acebuche. No nos puede extrañar, que en tantos años, haya existido tiempo de mejorar el rendimiento del acebuche, al iniciarse su cultivo con la agricultura neolítica.
Ocurre lo mismo con el trigo y la cebada, que al ser tan numerosos los lugares Neolíticos de la península donde se documenta su cultivo, se pone en duda el origen foráneo  de su domesticación.
Si es cierto, que la expansión del cultivo del olivo fuera del piso Termomediterráneo, donde el acebuche es endémico, se hace en época romana. Y toda la exportación a Roma se realiza desde las orillas del Betis: Itálica, Astigi (Écija), Córdoba, y no desde la costa mediterránea, como demuestran las estampillas de las ánforas del monte Testaccio (monte de los Tiestos) en las afueras de Roma.
Es  curioso destacar las etimologías de oliva y aceituna.
Oliva y óleo viene de raíz greco latina -oliva-.
Aceituna y aceite proceden de la raíz hebrea -zait- y árabe –az zait-. No es de extrañar que la Iglesia utilice los santos óleos y no el bendito aceite.
Esto nos subraya el origen mestizo del castellano, el único idioma latino que  utiliza el derivado de az- zait para el jugo de la oliva. Lo mismo que en Granada se recolecta la alhucema y no el espliego, o conocemos el Patio de los Arrayanes y no el del Mirto, aunque el arrayán sea el Myrtus communis,  y tantos y tantos sinónimos de uso cotidiano que tienen orígenes distintos.
Termino con “almazara”, en vez de “molino de aceite”. No es cierto que se muela el aceite, más bien, se muelen  las aceitunas.

 Olivar en Villanueva del Rosario (Málaga). 27/10/ 2012.
Acebuchinas  neolíticas (4100 años). Museo de la Prehistoria del Guadalteba (Málaga).

13 comentarios:

ANRAFERA dijo...

Interesante cuanto has expuesto, complementando tus bonitas fotografías. Precioso lugar.
Saludos Miguel.
Ramón

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Gracias Ramón, siempre tan amable con mis textos y fotos.
Abrazos
Piedra

Esmeralda dijo...

Miguel, siempre, siempre tus fotos son un aprendizaje para mi y ya no te digo con tus textos.

Un abrazo

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Esmeralda, muchas gracias. Todo un orgullo que pueda servir para algo mis fotos y mis textos.
Abrazos
Piedra

ñOCO Le bOLO dijo...


· Has bordado este post. A una buena colección de fotos, que nos piden un blanco (yo, un godello), le sumas un artículo que documentas perfectamente las imágenes.
Me encantan las olivas y/o aceitunas, en cualquiera de sus preparaciones o colores. Esta mañana me estuve tomando unas negras y pequeñas... de Teruel.

· un abrazo

CR· & ·LMA
________________________________
·

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Gracias ñOCO, te acompaño con un moscatel de la Axarquía. Salud maestro.
Expresiones
Piedra

Pedro J. Sabalete dijo...

Aún siendo jienense y llevando esa cultura en las venas, he aprendido bastante de la entrada. Las fotos, son preciosa! Gracias.

Shino Veleta dijo...

Ahí vamos a escalar muy a menudo , Piedras!
Es una de las famosas escuelas de Escalada del mundo.

Txema Aguado dijo...

Un reportaje bien documentado y acompañado por unas buenas fotos.
Un saludo desde el norte.

Txema Aguado dijo...

Un reportaje bien documentado y acompañado por unas buenas fotos.
Un saludo desde el norte.

tecla dijo...

Hermosa explicación cuyas palabras u origen de ellas me retrotraen a mi pueblo profundo donde hasta hace poco -az zait- la gente que no hablaba "bien" el castelllano decía azaite, en lugar de aceite.
Creo -y es así- que las palabras sirven para comunicarnos y hay palabras antiguas que nos expresan mejor que las palabras de rabiosa actualidad.
Me gusta la palabra azaite. Me hace sentir su sabor verde del aceite recién molido y su olor penetrante de siglos y siglos.

tecla dijo...

Ahora que has dicho su origen -az zait- siento más respeto por aquellos que nos pedían azaaaaaite en lugar de aceite.
Y no hablamos de las palabras antiguas de Asturias. Una auténtica gozada.
Las palabras tienen vida propia e historia propia.

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Qué delicia querida Soco.
Hablaban andaluz, como tuve que decir a una amiga de Tarragona, cuando en el Gastor, un pueblo del interior de Málaga, no entendia las palabras que nos decía un vecino, y lo criticaba (pechete para pendiente y cuvillas para curvas). Sin pensar, que a ella era aún más dificil de entender, en el idioma de su pueblo.
Expresiones
Piedra