24 octubre 2012

Lille, recuerdos.



Ya conocen los amigos del blog, que este septiembre hemos viajado a Lille (Francia) y como siempre encantado de pasear por sus calles y plazas.
Una ciudad a escala humana, donde el peatón siempre tiene razón y aunque circulen los vehículos por el centro (semipeatonal), lo hacen sin molestar a los viandantes.  Te ceden el paso al menor indicio, las personas tienen prioridad absoluta y pueden caminar sin agobio por la presencia de los coches.
Subo algunas fotos de mi archivo: la Vieja Bolsa, edificada en 1652, bajo el reinado de Felipe lV, sí, de España, no en vano desde Carlos l, como parte del condado de Flandes, perteneció a la corona española, con el nombre de Lila. En su fachada norte destaca el escudo de España entre los leones de Lille; muestro el escudo de la fachada sur, que acaban de limpiar.
Escenas de la vida en sus plazas:  la Gran Plaza y la recoleta plaza de la Cebolla. 











Algunos detalles del gran parque de la Ciudadela y una toma del  palacio de la Escuela de Artes y Oficios, que me ha llamado la atención por lo que supone de reconocimiento a la enseñanza pública.

4 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Da gusto viajar de tu mano. ¡que bien nos lo muestras todo!
Lo que cuentas de Francia, del respeto que sienten hacia los peatones, de la amable convivencia entre los mismos y los vehículos, es una muestra del camino que nos falta por recorrer... aunque quiten la educación para la Ciudadanía (tal vez sea que nos prefieren súbditos)
Francia es un país encantador.

· un abrazo

CR· & ·LMA
________________________________
·

Anónimo dijo...

Que bonito.Y las gentes de las cafeterías que abrigadas en septiembre, un gustazo. María Ángeles.

PEPE ZAPATA dijo...

Todas fotos son preciosas, me gusta mucho el colorido que tienen.
Saludos.

ANRAFERA dijo...

Que preciosidad de lugar, según puedo comprobar a través de estas detallistas y bonitas fotografías.
Excelentes tonalidades. Un abrazo.
Ramón