14 agosto 2016

Santolaya 2016. Villahormes, Llanes.

 Cuando Domingo Llanes Espriella (1541-1620)  mandó construir su palacio en Villahormes, desde Palermo, donde ejercía de Inquisidor del reino de Sicilia, seguro que añoraba la fiesta de Santaloya y pensó que quedaría muy guapo visto desde la ermita con toda la sierra tras él.
Hoy el palacio de la Espriella sigue luciendo desde la ermita de Santolaya y muchos devotos feligreses procesionan el ramo por los prados, sin conocer que Domingo Llanes Espriella fue un gran benefactor de la fiesta en honor de Santa Olaya, por aquella época santa Eulalia.

















4 comentarios:

tecla dijo...

Es un paisaje paradisíaco, Piedra.
Y que suenen las gaitas.
Ya las oigo acercarse.

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Mas de un año, Soco, he hecho el recorrido de la procesión por los prados, aunque soy ateo, como bien sabes.
Expresiones
Piedra

Antonio Ramón FERRERA RASERO dijo...

Luz, color y tradición.
Estupendas tomas.
Saludos.
Ramón

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Gracias Ramón, me alegra que te gusten mis tomas.

Expresiones

Piedra