15 noviembre 2010

Borizo. Llanes. Tras la galerna.







Después de la galerna, la mar comienza a reposar su bravura, aún en el cielo las nubes amenazan lluvia, pero un tímido sol ilumina los prados y la montaña del Cuera como queriendo hacer las paces con la tierra.
El Borizo, siempre espectacular, hoy tiene una luz especial que atrae la mirada a derecha e izquierda. A un lado la ensenada de Barro hasta punta Pestaña, al otro Celorio y los castros de San Martín, al fondo el Cuera y al frente toda la anchura de la mar.

5 comentarios:

bicocacolors dijo...

menudo cambio de un dia para otro,
pero fabuloso siempre!
gracias

Mª Angeles y Jose dijo...

El mar siempre nos sorprende con su especial belleza.

Tus fotos tienen esa luz tan bonita que nos comentas, son una maravilla.

P.D
La foto de Peñiscola que tenemos en el blog ,no es ningun montaje, ese lugar se encuentra en la misma puerta del museo del mar de Peñiscola.

Besos

Sara dijo...

Miguel....piedra....ola, a ola, bufido a bufido, calma a calma.... es como ese cantábrico, va imponiendo ese paisaje que tantos adoramos y necesitamos.
Que preciosidad de imágenes, me quedo un ratito más por aquí para perderme en esta espumita de mar, y en borizo....una de las hermosas playas de LLANES.

abrazotedecisivo

calata dijo...

aqui pase un verano con mi familia en un camping que daba al mar, increible lugar.

Jose Ramon dijo...

Esta serie de fotografias tienen una luz magica
Felicidades