23 noviembre 2010

Otoñada. Paseando por Pacanda






Esta mañana hemos dado un paseo por los caminos de Pacanda. Tras la lluvia tranquila, reposada, de toda la noche, los prados reflejaban al sol un verde lujurioso.
Las ovejas parece como si no fuera con ellas, se dedican a lo suyo, mantener la hierba corta.
La laguna cerca del molino está repleta de agua, tuvo que llover en cantidad para llenarla hasta el camino.
Los robles y hayas mantienen aun las hojas, señalando con el color que pronto llegará la invernada.
Dentro de unos días, cuando apriete el frío y caigan las hojas, estaremos de vuelta en Málaga, será un tiempo de espera hasta la primavera, cuando en los paseos por Pacanda vuelva a estallar la vida en cada rincón. Esperamos sumarnos a la buena nueva y volver a escuchar al cuco buscando nido, ver correr a los corzos por la pradera o jugar con el petirrojo a la puerta de casa.

Texto y fotografías de Piedra

10 comentarios:

Gatomalabares dijo...

Un placer recorrer los lugares que cuentas a paso de letras, un placer recorrer tus letras.

Un abrazo.
chus

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito lugar y que bien nos lo defines...parece un paraiso..

Precioso.

Besos

Sito dijo...

Que bonitas fotos y palabras. Espero que tengas buen viaje y estancia en tus cuarteles de invierno. Y regreses a Pacanda sin novedad para disfrutar de una hermosa primavera.
Saludos.

ana dijo...

¡¡pues yo ya tengo ganas de veros!! ya verás abuelo el pequeño montañero en que se está convirtiendo Ayobe. Cuando volváis daremos también hermosos paseos, menos verdes, pero llenos de risas, árboles a los que trepar, charcos para saltar... muuua!

Sara dijo...

Miguel...te imagino allí...en ese lugar de tus encuentros con las musas, ese que he tenido el placer de ver en vivo y en directo...y te puedo imaginar, sacando las fotos y escribiendo tal preciosidad de texto, de sentimientos puro.

abrazotedecisivo que hacemos extensivo también para Mari.

Lucia Muñoz dijo...

¡Qué lugares tan bellos! Esta España nuestra (como cantaba Cecilia) es una maravilla. Todos sus rincones son espléndidos.
Gracias por mostrarnos esas bellas fotografías y los poemas y textos.
¡Chapó!

Lucía.

seva dijo...

Preciosas imagenes Miguel cualquiera de ellas me encantan, un saludo desde Reinosa.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Pacanda debe ser el paraíso. Y si tiene a la costa de Llanes a tiro de "piedra" ya no hace falta manzana.

· Saludos

CR & LMA
________________________________
·

Rafa pabernosmatao dijo...

Magníficas fotos Miguel¡¡¡

Inés Heredia dijo...

Quería pedirle permiso para poder usar alguna de sus fotos, en especial la de las ovejas pastando. Tengo un blog sobre la lana y a veces me faltan fotos hermosas y usted tanto en sus palabras como en sus imágenes hace poesía.