03 noviembre 2010

Cueves. Ribadesella







Llegas a la Cuevona, despacio, con toda la precaución del mundo, por una carretera de ensueño y al entrar en el mundo oscuro de las cavernas, compruebas que los del cartel eran andaluces: la altura parece no tener límite, la anchura es suficiente para les vaques, el riu y los paisanos en carruaje; la oscuridad como boca de lobo se adorna con luciérnagas entre las estalactitas y el ronroneo del río pone música de fondo.
Cuando ya te haces a la oscuridad, se crea la luz y llegas al pueblo de Cueves donde te esperan las dos mellizas para que subas a ver el Sella desde las cumbres. Como no sabes muy bien qué cima ascender, si la de levante o la de poniente, das una vuelta por el pueblo, te haces la foto en el hórreo con las cebollas y las mazorcas, y dejas la escalada para otra tarde, cuando la brisa traiga querencias de aventuras.

Texto y fotografías de Piedra

11 comentarios:

Montañas de Gordón dijo...

Hola Miguel...
Me encantan los pueblines de Asturias. Parecen casi todos sacados de un cuento de hadas, con sus duendes y sus xianas, pero lo que más me gusta es hablar con sus gentes... No paras de aprender con cada persona con la que hablas...
Un saludo amigo...

Mª Angeles y Jose dijo...

Este lugar tengo la gran suerte de conocerlo...hace tres años pude contemplar su magia y su belleza, es un gran espectaculo para los sentidos.

Besos

ana dijo...

disfrutad de las 3 semanas que os quedan por vuestra amada asturias. un beso muy fuerte.
ana

Manolo dijo...

Vaya sorpresa nos llevamos con la cuevona!! va a haber que repetir estos viajes!
un beso para los dos

Oréadas dijo...

Tierra privelegiada la de Asturias, tuve la suerte hace unos años de respirarla y sentirla.
He de repetir la experiencia.
Un beso.

Sara dijo...

Miguel....piedra...es sin duda uno de los pueblecitos más cautivador de Asturias, y del mundo entero....a mi me dejó boquiabierta y me traje la cámara llenita a tope, no me cabía ni una foto más.
Gracias por traerme con esta entrada, tan hermosos recuerdos del día de mi visita a Cueves, la cuevona para sentirla y disfrutarla.

Os dejo un abrazotedecisivo lleno de cariño para ti y para Mari, prontito pondré la entrada de nuestro encuentro.

Disfrutad muchisimo la estancia en ese paraiso, en el que vivís ahora mismo.

Unai dijo...

Precioso lugar, espero conocerlo algún día.

Un saludo.

Marta dijo...

Hola Miguel!
Qué sorpresa cuando llegamos a la cuevona!
Fue un fin de semana estupendo.
Muchas gracias por todo.

Nos vemos pronto. Un beso,

Marta

chechu dijo...

Tan bonito, que parece que está prohibido entrar!!!

Joan González dijo...

SI SEÑOR, RINCONES CON ENCANTO...

SALUT
JOAN

Dylan dijo...

Belíssimas belezas naturais!