27 septiembre 2011

Azules y verdes de Pacanda.


En mi Pacanda, los azules nacen de los verdes, verde de esperanza y azul de ilusión, o quizás sea a la inversa y los verdes sean de vida recién nacida y el azul, de cielo en tardes limpias de otoño.

Acabo de llegar a Pacanda y su alma me invade, ya sueño en andar por veredas y caminos, sin destino, a ver que me ofrece la mañana. Si encontraré a los corzos tras el muro de hiedra, o si la lavandera saltará con su baile para indicarme el rincón donde aún canta el ruiseñor y las últimas golondrinas se reúnen para preparar su retorno a tierras del sur.

Azules y verdes de una nueva bandera, que quisiese ser de paz entre tanta desdicha como recorre la humanidad. Ya se que siempre fue así, que el fuerte esclavizó al débil, pero me rebelo en mi impotencia y no admito que unos tengamos tanto y otros casi nada. Que el hambre en tantos lugares sea dueña de vidas sin ningún control. Que la vida no tenga, a veces, ningún valor y de lo mismo cientos que miles, los que huyen de la hambruna en Somalia o en Etiopía, y yo siga mirando mis flores azules y verdes como si el mundo no fuese uno y la vida siempre un tesoro.

10 comentarios:

Olegario dijo...

Qué amor tan grande llena tu alma. Pacanda debe ser un paraiso
a juzgar por tus palabras. Azules y verdes o viceversa, que da igual, porque saben a cielo y mar. Un abrazo.

Ada dijo...

Sin olvidar lo feo, creo que debemos llenarnos de belleza. Sólo así es más fácil sobrellevar las fealdades. Tus flores de Pacanda, ayudan.

BEATRIZ dijo...

Qué bueno fuera que todos pudieran admirar esos azules y verdes de tu Pacanda, Piedra, habría menos hambre en el mundo.

Saludos hasta tu paraíso terrenal.

Oréadas dijo...

Azul del cielo, verde esperanza para todos un pedacito de azul, y verde para tantos olvidados de este planeta.
Un besito

Nacida en África dijo...

Mi querido amigo: Que la belleza que encuentras en Pacanda se extienda como tus deseos a lo largo de este no tan maravilloso mundo para muchos.

Brisas y besos.

Malena

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito lo que escribes!!!

Ese azul es precioso...

Besos

ANRAFERA dijo...

"Pacanda"...todo un paraiso!
Bellos tonos, bonito y reflexivo texto.
Felicitaciones por la entrada, Miguel.
Un abrazo.
Ramón

Lito dijo...

Buen lugar para pasear en este veranillo alargado y que nos ha compensado del mes anterior.
Un buen momento para disfrutar de estos días.
Un abrazo.

Bibliolibre dijo...

La vida siempre es un tesoro, pacandés, y aunque no podamos cambiar el mundo con tus fotos y tus comentarios tú nos lo mejoras.
Azules y verdes para todos, compañero. Cielo, campo, mar y un poquito de alegría para afrontar y compartir las miserias del mundo.
Un abrazo

Rafa pabernosmatao dijo...

Al ver la foto, me ha parecido incluso que la flor se movía con el viento. Al leer el texto, se me ha movido el alma.
Un abrazo Miguelito.