18 septiembre 2011

Camino a Tielve, Asturias.







Quizás fuesen las primeras nieves del otoño, o mejor las últimas de primavera. No recuerdo muy bien si subía o bajaba por el puente, pudiera ser que viniese de vuelta o más bien, fuese de ida. Sí recuerdo con claridad que los crocus levantaban sus pétalos entre la nieve, por tanto bien pudiera ser primavera y las primeras flores de temporada luchaban por emerger del suelo tapizado por los copos, o tal vez eran los primeros fríos del otoño cuando las merenderas buscan el sol, antes de quedar en la oscuridad de la tierra para el largo invierno.
En el camino a Tielve, la nevada había repartido su manto blanco por trochas y veredas, pero el paseo era una delicia al sol de la mañana. El aire en calma traía aromas de sierra virgen, como si fuese el primero en pasar por el puente a pesar de los muchos soles que habían calentado sus piedras y tantas nieves lo habían blanqueado.
El pueblo aparecía dormido, colgado en la ladera de la montaña, ninguno de sus 71 vecinos, 36 varones y 35 mujeres, habían encendido aún la chimenea y ninguna columna de humo se elevaba del caserío. No teníamos prisa, el día era por entero para nosotros y ya abriría Angel, el cartero, su chigre para calentarnos con un café de pucherete.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué bonito! Apetece ver la nieve ahora después de tanto calor.
Parece una estampa de la Navidad. Y el texto es precioso.
Un abrazo
Chiqui

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito paisaje invernal....con un bonito texto.

preciosas fotos.

Besos

Nacida en África dijo...

Mi querido amigo: No sé si te lo he comentado otra vez pero tus escritos están cargados de poesía. Este escrito me ha hecho introducirme en el paisaje primaveral o invernal y esperar a tomarme ese café calentito que sabría a gloria.

Brisas y besos.

Malena

Nacida en África dijo...

Nos hemos cruzado en el camino, Miguel. :)

Más brisas y más besos.

Malena

Joan González dijo...

HOLA MIGUEL

PUES SE PARECE A LAS PRIMERAS NEVADAS DE AYER EN EL PIRINEO

SALUT
JOAN

Ada dijo...

!Qué lugar precioso! !Y qué paridad de habitantes! :)

ñOCO Le bOLO dijo...


· Y llegando a Tielve algo harías... aparte de darme una envidia tremenda.
Las fotos son preciosas, nos hacen desear el invierno... pero que espere.

· un abrazo

CR & LMA
________________________________
·

MARIAN dijo...

precioso, como dice anonimo, apetece cambiar ya de paisajes, despues de tanto calor.
un saludo
marian

Olegario dijo...

Magnifico tu comentario en "Camino a Tielve, Asturias". Un maravilloso pueblo, colgado de un acantilado y cubierto de nieve.
Un lugar donde poder soñar y vivir, disfrutando de la Naturaleza.Un abrazo.

BEATRIZ dijo...

Bonitas dubitaciones de la precisa estación que no importa, importa el cuadro gris blanquizco por una luz fría, importan las pequeñas flores y el tiempo por venir.

Un abrazo.

Esmeralda dijo...

Mi primera y grata visita, he paseado un rato por tu Piedra y esta llena de preciosas fotos y textos con sentimiento.
Si me permites me quedo.
Saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendas han quedado las fotos. Siempre genial.

Saludos.

ALEX dijo...

Amigo mio, que preciosidad de paisajes...que gozada.
Muy buenas las fotos.Hacia tiempo que no me pasaba por aqui y veo que me he perdido y muy bueno.
Un abrazo desde Huelva.

Te invito a mi nuevo blog.:

www.curiosahuelva.blogspot.com

gladys dijo...

Frío que bueno sentirlo a veces, cuando se está con amigos o la familia, cuando se recuerdan momentos felices.

Héroe de Leyenda dijo...

Pero qué bien suenan esas palabras con ese par de fotos. Según iba leyendo, iba posicionandome en el lugar. Por la foto, creo que era una nevada de primeros de primavera!jeje.
Me ha gustado mucho, como siempre.
Un saludo.

ANRAFERA dijo...

Menudo lugar nos acercas a través de estas estupendas capturas e información.
Precioso!!
Un abrazo.
Ramón