01 septiembre 2011

Santander











Érase una ciudad abierta a la mar, a la mar recoleta, pintada a sus pies. Un mar tranquilo donde pasear la mirada en el horizonte de verdes montañas, y navegar al socaire de los vientos, sin prisa, despacio, sin necesidad de salir a alta mar para llegar a playas de ensueño, allí donde descansan las olas en su duro caminar por un Cantábrico embravecido.
Las casas, en la ladera, se levantan unas sobre otras para otear si entra por la Bahía algún barco que traiga esencias de ultramar, como si los montañeses volviesen a su tierra con aromas de otros continentes, de otros mundos por descubrir.
Esta tarde, la pintora retrataba la Bahía y se dejaba retratar para demostrar que la belleza no sólo es patrimonio de la ciudad, sino que sus gentes también tienen un reflejo de luz del mar en tarde soleada, cuando aún "el gallego" no ha dejado el horizonte tamizado por la neblina.
Siempre que vuelvo a Santander, me gusta mirar los mares que quedan atrapados por la ciudad, en el ir y venir de los veleros, como si fuese un navegante de antaño, de los que soñaban con navegar por medio mundo, después de dejar atrás cabo Mayor.

Desde Piedra, un saludo a los amigos blogueros cántabros, solicitando su benevolencia por el atrevimiento de querer mostrar la belleza de su tierra.



11 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Es un magnifico trabajo sobre Santander. Recoges lugares significativos aderezados con el aspecto humano.
Gracias por deleitarnos la vista.

· Un abrazo

CR & LMA
________________________________
·

Montañas de Gordón dijo...

Hola Miguel... Cuanto tiempo sin pasarme por tu rinconcito de la red.
Santander es una ciudad maravillosa,desconocida para mi hasta hace solo 3 semanas, y de la que me he quedado prendado... Tiene un puerto maravilloso, las playas de escándalo y la gente con una amabilidad inigualable. No tardaremos en volver por ella. Un saludo y hasta pronto.

Nacida en África dijo...

Mi querido amigo: Los compañeros santanderinos estarán bien orgullosos de la descripción que has hecho de su ciudad. Una ciudad que creo que es de todos los que van a visitarla porque es una joya. Mi marido y yo cada tres años más o menos nos acercamos siempre a Asturias y a Santander porque es una verdadera medicina para el alma.

Las fotos son preciosas.

Brisas y besos.

Malena

Mª Angeles y Jose dijo...

un reportaje genial, fresco y sencillo y al mismo tiempo lleno de numerosos detalles....de esta preciosa ciudad.

Besos

www.artesanodefotos.com dijo...

me he quedado prendada de la primera foto!!! un besote, nos vemos muy prontito.
Ana

Sara dijo...

Nosotros también anduvimos por ahí este verano Miguel, y es así ...sensacional como tú lo describes con tus imágenes... y tus letras.
abrazotedecisivo y otro para Mari.
Tienes que hacer la ruta de los colores del valle oscuro, os gustará.

Ada dijo...

Nunca he visitado Asturias. Es un placer pendiente. Buenas fotos!

Lito dijo...

Me suena mucho esta ciudad.Lugares emblemáticos. Magnífica entrada de este rincón del norte.
Un abrazo.

Olegario dijo...

Muchas gracias por tu reportaje oral y fotográfico. Yo soy de Santander y me ha llegado al alma. Un abrazo.

Rafa pabernosmatao dijo...

La belleza es patrimonio do todos, incluso la ya conquista, Miguelito, que de eso sabes una jartá!!!
Un abrazo.

Ada dijo...

Ya sé que Santander es Cantabria, no Asturias, se me fue la cabeza, estos días es habitual :) Fuiste discreto al no corregirme.